https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/04/tai_chi_qi_jong_epoc-750x420.jpg
SHARE
30 abril, 2021 in-pacient.es

En los últimos años varios estudios han tratado de investigar sobre la eficacia del Tai Chi en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), sin que de forma individual hayan permitido obtener resultados concluyentes. Ahora, una revisión sistemática de todos ellos se ha planteado como objetivo determinar la influencia del Tai Chi entre las personas con EPOC.

Las directrices de la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD) de 2013 sugieren que todos los pacientes con EPOC estable se beneficiarían de la práctica de actividad física. El Tai Chi, como forma de ejercicio meditativo tradicional chino, surgió en la antigua China y presenta componentes como los movimientos del Qigong, las prácticas de Yoga y el control de la respiración. Enfoca la mente para controlar la respiración profunda, el equilibrio y los movimientos circulares rítmicos. La mayoría de los estudios sugieren que el ejercicio del Tai Chi es de una intensidad baja-moderada. Este ejercicio no requiere un equipo de entrenamiento ni un lugar específico, por lo que puede practicarse de forma casi universal

Para llevarla a cabo el análisis publicado se buscaron estudios relevantes realizados hasta septiembre de 2019 en las bases de datos electrónicas. Se consideran sobre todo los estudios en los que se analizaban resultados y efecto de esta técnica sobre la distancia recorrida en seis minutos (6MWD), el porcentaje de volumen de flujo espiratorio forzado predicho en el primer segundo (%PredFEV1) y la puntuación del Cuestionario Respiratorio de St. George (SGRQ).

De esta forma se incluyeron en el metanálisis un total de 23 estudios con 1663 participantes. Los datos agrupados mostraron que el grupo de Tai Chi se asoció con una mejora significativa en la distancia recorrida en 6 minutos, el volumen de flujo expiatorio forzado, la puntuación del SGRQ y el Cuestionario de Enfermedades Respiratorias Crónicas, cuando se comparaba con grupos de control que no participaron de este tipo de programas. Algunos de los estudios incluían comparación entre los beneficios del Tai Chi y otras técnicas de rehabilitación pulmonar, en este sentido el Tai Chi obtuvo mejores resultados cuando se comparó con ejercicios de respiración y de marcha.

Además de dichos resultados para el conjunto, en la revisión se apuntan observaciones sobre otros beneficios encontrados en algunos de los estudios analizados:  Un estudio informó de resultados positivos sobre equilibrio y fuerza, dos estudios mostraron que el Tai Chi podría ayudar a mejorar la inmunidad y cinco estudios investigaron el Tai Chi y el bienestar psicológico utilizando diferentes indicadores.

Los datos actuales sugieren que el Tai Chi podría mejorar la capacidad de ejercicio, la función pulmonar y la calidad de vida de los pacientes con EPOC. En otras palabras, el Tai Chi mostró efectos superiores a los del ejercicio respiratorio y la marcha en la promoción de las funciones físicas y psicosociales.

Los autores del trabajo concluyen el mismo afirmando que el Tai Chi puede tener el potencial de reducir la disnea, aumentar la capacidad de ejercicio y mejorar la calidad de vida de los pacientes con EPOC. Las personas con EPOC pueden obtener beneficios de la práctica del Tai Chi.

Liu X, Fu C, Hu W, Hao S, Xie L, Wu X, Wang J, Liu Z, Lin Q, Li S. The effect of Tai Chi on the pulmonary rehabilitation of chronic obstructive pulmonary disease: a systematic review and meta-analysis. Ann Palliat Med. 2021 Apr 15:apm-20-940. doi: 10.21037/apm-20-940. Epub ahead of print. PMID: 33894710.

También puedes consultar alguna de nuestras noticias y novedades publicadas sobre este tema

SHARE
Last updatedby