https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2018/05/well-being.jpg
SHARE
7 mayo, 2018 in-pacient.es

Se ha realizado una revisión sistemática en la que se han incluido 12 estudios, con la participación de más de dos mil pacientes con enfermedad de Parkinson, en el que se evalúa el efecto de la rehabilitación física sobre el bienestar de estos pacientes.

Las publicaciones científicas documentan que la enfermedad de Parkinson puede perjudicar el bienestar por su impacto progresivo sobre la autonomía motora de los pacientes. Preservar el funcionamiento motor facilita la experiencia de bienestar del paciente, la contribución social y el mantenimiento de su vida laboral.

Los resultados de esta revisión muestran que el bienestar subjetivo se relaciona negativamente con la discapacidad motora y la discapacidad se vuelve más fuerte a medida que la enfermedad progresa. A partir de estos hallazgos, surge la importancia de implementar programas de rehabilitación basados en un concepto más positivo de discapacidad. Estos programas de rehabilitación deberían centrarse en los recursos personales de los pacientes y abordando el funcionamiento motor, la salud mental y el mantenimiento o la restauración de la positividad.

A mayor apoyo social mayor probabilidad de permanecer activo laboralmente, ésta es otra variable crucial para preservar una mayor satisfacción con la vida. Parece que en el caso de la enfermedad de Parkinson el apoyo social facilita específicamente la inclusión social y el compromiso laboral de los pacientes y posteriormente, se mantiene su satisfacción con la vida en comparación con otras enfermedades neurodegenerativas.

La presente revisión sugiere que  la participación en la vida, la autoaceptación, el dominio del medio ambiente y el crecimiento personal se asocian con menor discapacidad en la enfermedad de Parkinson.

Para mantener la satisfacción con la vida es fundamental el favorecer el bienestar y la contribución social de los pacientes de Parkinson. De hecho, los pacientes pueden experimentar satisfacción con la vida, una sensación de plenitud y autorrealización al participar en programas de actividad física. Esta participación mantiene un sentido de autoeficacia  y de integración con su medio.

La participación en actividades como el tango y otros programas innovadores de rehabilitación, que incluyen música, canto y otras actividades de esparcimiento, parecen ser efectivos para mejorar el bienestar, los síntomas motores y no motores. Por lo tanto, podrían incluirse en los programas de rehabilitación estándar para los pacientes de Parkinson. Estas actividades engloban un componente de ejercicios o actividad física con movimiento y un componente estético, conectado a la positividad. La integración de estos dos ingredientes puede inculcar un mayor sentido de determinación y de autonomía junto con la experiencia de las emociones positivas en los pacientes con Parkinson.

Por lo tanto, los programas de rehabilitación en Parkinson  son esenciales para mantener el funcionamiento motor y musculoesquelético al desacelerar el progreso de la enfermedad, pero también preservan  la satisfacción con la vida, el trabajo y la participación social de los pacientes con Parkinson.

 

Vescovelli F et al. Subjective and psychological well-being in Parkinson’s Disease: A systematic review. Acta Neurol Scand. 2018 Apr 25. doi: 10.1111/ane.12946. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta