https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/06/20210621_Parkinson_Dentista_boca_dientes_lengua.jpg
SHARE
21 junio, 2021 in-pacient.es

La enfermedad de Parkinson es una de las enfermedades neurodegenerativas más frecuente que se caracteriza por síntomas motores, autonómicos, cognitivos y trastornos de la conducta.
Al inicio de la enfermedad es muy frecuente que nos preocupemos por las limitaciones de movilidad y, tanto médicos como pacientes, se centran principalmente en los síntomas motores. Posteriormente, con el paso del tiempo y la evolución de la enfermedad, los síntomas cognitivos y trastornos de la conducta pueden aumentar.
Ante el amplio abanico de síntomas que tiene esta enfermedad, no es de extrañar que la salud bucal se convierta en un aspecto secundario en la vida de los pacientes con Parkinson, siendo frecuente que tanto los pacientes como los médicos la descuiden.
Se han publicado los resultados de una revisión sobre los diferentes aspectos de la salud bucal y las afecciones más frecuente en pacientes con Parkinson estableciendo unas recomendaciones sobre prevención y tratamiento basadas en la evidencia.
Enfermedades bucales que se asocian frecuentemente a la enfermedad de Parkinson:
Caries y pérdida de dientes
Es más frecuente encontrar caries no tratadas en pacientes de Parkinson que en la  población general. Por otro lado, la enfermedad de Parkinson se relaciona con sangrado y recesión de las encías y movilidad de las piezas dentarias que puede llevar a la pérdida de piezas dentales. Todo esto puede controlarse mediante una higiene adecuada y citas regulares a un dentista.
La pérdida de los dientes puede corregirse mediante implantes o prótesis parciales o completas. Se deberá hacer una evaluación individualizada para valorar la mejor opción en cada paciente, aunque por lo general, se considera que es mejor optar por los implantes integrados en el hueso que las prótesis de quita y pon para los pacientes con Parkinson.
Salivación
La enfermedad de Parkinson se asocia tanto a la hiposalivación o xerostomía, como la hipersalivación o producción excesiva de saliva (xialorrea), babeo  y halitosis (mal  aliento). Existen diferentes tratamientos médicos para todos estos problemas.
Trastornos de la articulación temporomandibular
La articulación temporomandibular conecta la mandíbula con la parte lateral de la cabeza. Cuando esta articulación funciona adecuadamente permite hablar, masticar y bostezar. En personas en las que se presentan problemas en esta articulación  pueden comunicar dolor en la articulación que irradia a la cara, mandíbula o cuello; rigidez en los músculos de alrededor de la mandíbula; limitación en el movimiento de esta articulación; chasquidos dolorosos al mover la  mandíbula y cambios en la alineación entre los dietes superiores e inferiores.
Síndrome de la boca ardiente
Consiste en una sensación de quemazón o ardor que afecta generalmente a la lengua, pero también puede afectar a los labios, encías, paladar, garganta o toda la boca. Puede acompañarse de sensación de boca seca, cambios en el gusto (gusto amargo o metálico), incluso pérdida del gusto.
Aunque este síndrome es poco frecuente entre los pacientes con Parkinson, esta condición se relaciona con problemas en la boca.
Cuidado y prevención de enfermedades en la boca en pacientes con Parkinson

  • El paciente debe cepillarse los dientes con regularidad y deberá aprender a usar cualquiera de las dos manos ya que la rigidez y el temblor podría ser incapacitante en fases más avanzadas de la enfermedad.
  • Las instrucciones sobre higiene bucal, junto con ejercicios de los labios y de la masticación pueden mejorar la salud bucal en los casos de Parkinson.
  • Los pacientes con Parkinson requieren visitas y revisiones regulares por un dentista. Es recomendable acompañar al paciente a estas visitas.
  • En fases más avanzadas de la enfermedad, las visitas serán preferentemente por la mañana y de breve duración. Es importante una comunicación efectiva para motivar al paciente a que realice un cumplimiento correcto del tratamiento y una higiene y utilización eficaz de la dentadura postiza, en caso que la necesite.
  • Por lo general, los implantes serán más ventajosos que una dentadura completa, o prótesis de quita y pon.
  • Los procedimientos dentales deberán realizarse lo antes posible después del diagnóstico.
  • En la consulta del dentista se recomienda evitar cambios bruscos de la posición en el sillón dental por riesgo a hipotensión (bajada brusca de la tensión arterial).
  • En el caso de presentar síndrome de boca seca: bebe mucho líquido o chupa cubitos de hielo. Evita líquidos y alimentos ácidos como tomates, zumo de naranjas, bebidas carbonatadas o café. Evita los productos que contienen alcohol o sustancias que puedan irritar la mucosa o revestimiento de la boca.
  • En el caso de problemas en la articulación temporomandibular: evita uso excesivo de los músculos de la mandíbula. Se recomienda comer alimentos blandos, así como, realizar ejercicios de estiramiento y masajes en la zona.

 
En conclusión, los pacientes con enfermedad de Parkinson pueden presentar una variedad de condiciones o enfermedades bucales que requieren de especial atención y tratamiento. Recuerda que tu como paciente puedes hacer mucho, acude al dentista de forma regular y participa con una higiene eficaz para prevenir y cuidar tu salud.

Otras noticias relacionadas que pueden interesarte

Martimbianco ALC et al. Evidence-Based Recommendations for the Oral Health of Patients with Parkinson’s Disease. Neurol Ther. 2021 Jun;10(1):391-400. doi: 10.1007/s40120-021-00237-4

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta