https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2017/07/sal_pimienta.jpg
SHARE
18 julio, 2017 in-pacient.es

La sal es un nutriente vital, pero el exceso de consumo de sal puede llevar a desencadenar y/o empeorar ciertas enfermedades autoinmunes, entre otras la Artritis Reumatoide, según un estudio de reciente publicación (1)

En los últimos años y debido a los cambios en los hábitos alimenticios, se ha aumentado considerablemente la cantidad de sal en nuestra dieta.

En el mundo la ingesta de sal diaria es de 9 a 12 gramos de promedio, muy por encima de los 3,75 gr de sal necesarios para satisfacer la dos diaria de sodio que es de 1.500 mg.(2)

La sal es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación, aunque también puede aportarlo el cloruro sódico y/o glutamato sódico, condimentos utilizados en muchas partes del mundo. (2)

Las frutas, verduras, tubérculos y las legumbres son alimentos bajos en sal. Las dietas con alto contenido de sal empeoran la hipertensión, aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular y la enfermedad renal. Independientemente de su efecto elevador de la presión arterial, la sal puede contribuir a la aparición de accidentes cerebrovasculares (ictus, embolias), alteraciones cardíacas (hipertrofia ventricular izquierda) y trastornos renales (proteinuria o pérdida de proteínas en la orina).

En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar la toma diaria de sal a menos de 5 g con el objetivo de lograr una disminución del 30% en el consumo mundial de sal en 2025. (2)

Por otro lado, estudios recientes apoyan el papel de la sal como desencadenante de determinados procesos autoinmunes. El mejor ejemplo documentado es la relación entre el consumo excesivo de sal y un mayor riesgo de desarrollar Artritis Reumatoide, particularmente en fumadores.

Por lo tanto, la sal está presente en la dieta humana. A pesar de ser necesario un consumo razonable de sal en nuestra alimentación diaria, a menudo se consume en cantidades excesivas. Es importante destacar los posibles vínculos entre la ingesta de sal y las enfermedades autoinmunes entre ellas la Artritis Reumatoide.

A medida que te acostumbras a comer sin sal o alimentos sosos  tu cuerpo se adaptará y se reducirá tu preferencia por alimentos salados.

 

(1) Sigaux J et al. Salt, Inflammatory Joint Disease, and Autoimmunity. Joint Bone Spine. 2017 Jun 23. pii: S1297-319X(17)30129-X. doi: 10.1016/j.jbspin.2017.06.003. [Epub ahead of print]

(2) “Reducir el consumo de sal” OMS Nota descriptiva Junio 2016 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs393/es/  [Fecha de consulta julio 2017]

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta