https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/02/Artritis_Reumatoide_Obesidad_Sobrepeso_ejercicio_dieta-e1612205641765-750x420.jpg
SHARE
2 febrero, 2021 in-pacient.es

Algunos estudios sugieren que existe un alto número de pacientes con Artritis Reumatoide, Artritis Psoriasica y Espondilitis Anquilosante con obesidad. Varios estudios promueven que la obesidad es un estado proinflamatorio, estableciendo la obesidad como una enfermedad inflamatoria de bajo grado.

De tal forma que valores del IMC o (Índice de Masa Corporal) que valora si una persona está por encima o por debajo de su peso corporal saludable, se asocian negativamente con los niveles en sangre de anti-TNF y, como consecuencia, la obesidad se ha relacionado con tasas más altas de actividad de la enfermedad y peor respuesta al tratamiento.

El objetivo de un estudio reciente ha sido confirmar la asociación entre el IMC y la actividad de la enfermedad en un gran grupo de pacientes (más de 2.200) atendidos en las consultas externas de reumatología de 67 hospitales españoles. Este grupo de pacientes son los participantes del proyecto  CARMA que es un estudio prospectivo de 10 años de seguimiento de pacientes con Artritis Reumatoide, Espondilitis Anquilosante y Artritis Psoriásica  diseñado para determinar el riesgo de mortalidad cardiovascular en pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas comparados con un grupo control sin estas enfermedades.

Los principales resultados de este estudio apoyan la asociación del IMC con la actividad de la Artritis Reumatoide y de la Artritis Psoriásica, pero no con la Espondilitis Anquilosante. Se desconoce el motivo de la ausencia de asociación del IMC  con la actividad de la enfermedad de los pacientes con Espondilitis del proyecto CARMA.

La actividad de la enfermedad en la Artritis Reumatoide se asoció con el género femenino y el Factor Reumatoide.

Por otro lado, este estudio también respalda el efecto beneficioso de la práctica regular de una actividad física y la pérdida de peso sobre el control de le enfermedad en personas con Artritis Reumatoide.

Los pacientes de este proyecto CARMA fueron tratados más frecuentemente con fármacos biológicos que los participantes con peso normal.

La obesidad también puede influir en la respuesta del tratamiento con fármacos antirreumáticos biológicos. Existe una fuerte evidencia clínica de que los anti-TNF pueden ser menos efectivos en pacientes obesos.

En resumen, los investigadores de este estudio español observaron que hay una relación entre IMC y la actividad de la enfermedad en pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas, especialmente en aquellos con Artritis Reumatoide y Artritis Psoriásica.

Por todo esto, un control del peso corporal puede mejorar la evolución de los pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas y, por lo tanto,  el control del peso debe incluirse en la gestión de estos pacientes.

 

 

Valero-Jaimes JA et al. Body Mass Index and Disease Activity in Chronic Inflammatory Rheumatic Diseases: Results of the Cardiovascular in Rheumatology (Carma) Project. J Clin Med. 2021 Jan 20;10(3):E382. doi: 10.3390/jcm10030382. 

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta