https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/03/Parkinson_dieta_mediterranea_microbioma.jpg
SHARE
7 marzo, 2022 in-pacient.es

 

La Enfermedad de Parkinson y el Alzheimer son las dos enfermedades neurodegenerativas más frecuentes, ambas sin tratamiento curativo. Por lo tanto, la atención debe centrarse en medidas preventivas, tales como factores de estilo de vida modificables entre ellos el ejercicio o actividad física y la dieta o hábitos alimentarios.

La dieta occidental, baja en fibra, se ha asociado previamente con Parkinson y con Alzheimer. Sin embargo, la dieta mediterránea, rica en alimentos con muchos nutrientes, ha demostrado ser beneficiosa no sólo para la salud cardiovascular y la salud general, sino también para un envejecimiento cerebral saludable.

Dado que la fibra de la dieta es el principal sustrato energético para el microbioma intestinal, los efectos beneficiosos de cumplir con una dieta mediterránea pueden deberse a la composición del microbioma inducida por este tipo de dieta.

Sabemos que la disbiosis o alteración del equilibrio de la flora intestinal, conduce a la neuroinflamación que nos lleva al Parkinson y al Alzheimer. Por lo tanto, cumplir con una dieta mediterránea que lleve al equilibrio de la flora intestinal o eubiosis, puede ser importante para un envejecimiento cerebral saludable.

Se han publicado los resultados de una nueva revisión sistemática y meta-análisis en la que se busca evidenciar el impacto de cumplir una dieta mediterránea y el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer.

El mecanismo por el que una dieta mediterránea confiere beneficios para la salud se ha atribuido tradicionalmente a los efectos antiinflamatorios y antioxidantes del omega-3 (nueces, semillas como linaza y chía; pescados como salmón, caballa, atún, sardinas; leche y huevos) y los polifenoles abundantes en frutas y verduras.

En conclusión, en esta nueva revisión se ha encontrado que cumplir con una dieta mediterránea reduce el riesgo de enfermedad de Parkinson y Alzheimer ya que esta dieta puede ayudar a mantener el equilibrio de la flora intestinal (eubiosis). Por lo tanto, la dieta mediterránea promueve el equilibrio y salud del microbioma intestinal y, a su vez, la salud de nuestro cerebro.

Solch RJ et al. Mediterranean diet adherence, gut microbiota, and Alzheimer’s or Parkinson’s disease risk: A systematic review. J Neurol Sci. 2022 15 March;434:120166. doi: 10.1016/j.jns.2022.120166. 

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta