https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/02/Parkinson_oido_audicion-e1581928210510-500x420.jpg
SHARE
17 febrero, 2020 in-pacient.es

Las deficiencias auditivas en la enfermedad de Parkinson han recibido poca atención en la práctica clínica habitual hasta el momento. Una revisión de la evidencia científica proporciona información sobre la necesidad de valorar la capacidad auditiva de forma regular en estos pacientes.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por las manifestaciones motoras clásicas y los síntomas no motores (temblor, rigidez, calambres, alteraciones de la marcha, etc.) entre los que algunos de ellos pueden preceder hasta más de una década a las alteraciones motoras. Por ejemplo, la fatiga, los síntomas gastrointestinales, alteraciones en la vista, olfato, gusto y del oído, así como los problemas del sueño se encuentran entre los síntomas no motores comunes en la enfermedad de Parkinson temprano, es decir aquel que aparece en personas menores a los 50 años de edad.

Investigaciones previas demuestran que es frecuente una pérdida auditiva en la enfermedad de Parkinson de inicio temprano y sugiere que podría ser una medida sensible de la duración y de la gravedad de esta enfermedad.

Las deficiencias auditivas en pacientes con Parkinson impactan en el habla, en la comunicación social y en la calidad de vida. Sin embargo, hasta el momento, la valoración del sistema auditivo ha recibido poca atención en la práctica clínica.

Se ha publicado un resumen de la evidencia científica publicada hasta ahora sobre las deficiencias auditivas periféricas y centrales (oído interno y nervio auditivo)  en la enfermedad de Parkinson.

En las últimas décadas, la evidencia científica apoya que una deficiencia auditiva forma parte de los síntomas no motores de esta enfermedad. Algunos estudios demuestran que existe una mejora auditiva después del tratamiento dopaminérgico.

Por otro lado, también se ha establecido una asociación recíproca entre las alteraciones auditivas y la enfermedad de Parkinson, es decir, mayor frecuencia de aparición de Parkinson en personas con pérdidas auditivas y una mayor frecuencia de pérdida auditiva entre las personas diagnosticadas de Parkinson de inicio temprano.

Se requiere mayor número de estudios para explorar los efectos a  nivel auditivo de la administración de dopamina. Esto proporcionará mayor evidencia de la contribución de la dopamina en las diferentes etapas del proceso de la información auditiva.

Aunque durante mucho tiempo se ha reconocido que la rehabilitación física y las intervenciones con música y ritmo son complementos a los tratamientos médicos de la enfermedad de Parkinson, existe poca evidencia sobre el impacto del tratamiento y/o rehabilitación auditiva en el proceso de progresión de la enfermedad de Parkinson y el estilo de vida de estos pacientes.

En general, quedan pendientes de respuesta muchas preguntas sobre las alteraciones auditivas en los pacientes con Parkinson que son base para investigaciones futuras.

 

 

Jafari Z et al. Auditory Dysfunction in Parkinson’s Disease. Mov Disord. 2020 Feb 13. doi: 10.1002/mds.28000. [Epub ahead of print]

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta