https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/05/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Dieta_frutas_Verduras_Fibra-e1590519191234-750x420.jpg
SHARE
27 mayo, 2020 in-pacient.es

Estudios previos han asociado una dieta rica en grasas con mayor riesgo de Colitis Ulcerosa. Muchos pacientes desean tratamientos no farmacológicos para controlar su enfermedad. Se estima que entre el 80-89% de los pacientes quieren que sus médicos les ofrezcan un asesoramiento dietético.

Se han estudiado diferentes intervenciones dietéticas en pacientes con Colitis Ulcerosa, aunque los resultados han sido mixtos y poco concluyentes. Estudios acerca de la relación de la dieta y la Enfermedad Inflamatoria Intestinal han encontrado que el consumo de verduras, frutas, pescado y fibra dietética disminuye el riesgo de enfermedad de Crohn, pero no de Colitis Ulcerosa.

Hasta ahora, los estudios sobre las intervenciones dietéticas no han aportado resultados significativos o concluyentes en pacientes con Colitis Ulcerosa en relación a la mejora en su calidad de vida  o bien, en la reducción del número de brotes.

Por todo esto, se ha llevado a cabo un nuevo ensayo clínico cruzado de pacientes con Colitis Ulcerosa en remisión cuyo objetivo ha sido evaluar si el contenido de las grasas en la dieta afecta a la clínica o síntomas y a los marcadores bioquímicos en la Colitis Ulcerosa. Para esto se somete a un grupo de pacientes con Colitis Ulcerosa a una dieta baja en grasas, sólo un 10% de calorías en grasas, y alta en fibra,  frente a una dieta estadounidense estándar mejorada, en la que se incluyen mayor cantidad de frutas, verduras y fibra que la dieta estadounidense estándar típica, con un 35% -40% de calorías en grasas.

Todas las dietas fueron atendidas y entregadas en los hogares de los pacientes y cada paciente fue su propio control. Es decir, los pacientes fueron asignados al azar a un grupo dietético durante el primer período de 4 semanas, seguido de un período de 2 semanas sin dieta  y luego cambió a la otra dieta durante otro período de 4 semanas. Se analizaron los marcadores de la inflamación en sangre y en heces, tanto al inicio como en la semana 4 de cumplimiento de cada una de las dietas.

Todos los pacientes participantes permanecieron en remisión durante todo el estudio. En comparación con el punto de partida, al principio del estudio, los dos tipos de dietas fueron bien toleradas y ambas aumentaron la calidad de vida de los participantes. Sin embargo, la dieta baja en grasas y alta en fibra además, disminuyó los marcadores de la inflamación (como la PCR) y redujo la disbiosis o alteración de la flora intestinal en las muestras de heces.

Por lo tanto, y en base a estos resultados, los investigadores concluyen que las intervenciones dietéticas podrían beneficiar a los pacientes con Colitis Ulcerosa incluso en remisión.

 

 

Fritsch J et al. Low-fat, High-fiber Diet Reduces Markers of Inflammation and Dysbiosis and Improves Quality of Life in Patients With Ulcerative Colitis [published online ahead of print, 2020 May 20]. Clin Gastroenterol Hepatol. 2020;S1542-3565(20)30685-6. doi:10.1016/j.cgh.2020.05.026

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario