https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/09/EII_Cron_Colitis_Ulcerosa_Tabaco_fumar-750x420.jpg
SHARE
16 septiembre, 2020 in-pacient.es

Se han publicado los resultados de una encuesta realizada a nivel europeo a pacientes con Crohn o Colitis Ulcerosa, con la colaboración de la  Federación Europea de Crohn y la Asociación de Colitis Ulcerosa (EFCCA), sobre el conocimiento y percepción de los pacientes del impacto del tabaquismo sobre su enfermedad. Hasta donde sabemos, este estudio representa la encuesta más completa que evalúa el consumo de cualquier tipo de productos que contienen nicotina (cigarrillos y productos alternativos).

Los factores ambientales son probablemente los principales responsables de la creciente incidencia de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Crohn o Colitis Ulcerosa) durante las últimas décadas en todo el mundo. La evidencia acumulada apoya una asociación entre la EII y varios factores ambientales, incluidos el tabaquismo, la dieta, el estado geográfico y social, el estrés, los agentes microbianos, la permeabilidad intestinal y la apendicectomía. De estos factores el tabaquismo es el que dispone de pruebas más contundentes.

Fumar aumenta el riesgo de Crohn y empeora su curso clínico, especialmente después de una cirugía digestiva. Sin embargo, y según algunos estudios, la nicotina puede tener un efecto protector en el caso de la Colitis Ulcerosa, aunque hasta el momento los resultados son contradictorios.

Se ha realizado poca investigación centrada en el paciente o que evalúe el impacto percibido por el paciente, del tabaquismo o el uso de productos que contienen nicotina, sobre la EII, a pesar de que concienciar al  paciente del impacto del tabaquismo en el curso de su Enfermedad Inflamatoria Intestinal es esencial para que éstos dejen de fumar y mejorar así el manejo de su enfermedad.

El objetivo de esta encuesta europea fue comprender cómo los diferentes perfiles de fumadores perciben el impacto del tabaquismo en su EII. En la encuesta participaron más de mil pacientes con EII de los que más de 800 declararon haber fumado o consumido alguna vez un producto alternativo al tabaco. La encuesta se tradujo a 9 idiomas diferentes, entre ellos el español. Más de la mitad de los participantes eran fumadores actuales de cigarrillos, hubo más fumadores entre los pacientes con Crohn que con Colitis Ulcerosay no hubo diferencias significativas en el uso de productos que contengan nicotina entre pacientes con Crohn o Colitis Ulcerosa.

La percepción del impacto del tabaquismo y del uso de productos alternativos para dejar de fumar difirió significativamente entre los pacientes con Crohn o Colitis Ulcerosa. De hecho, la mayoría de los pacientes con Crohn eran conscientes del efecto perjudicial del tabaquismo y un poco más de la mitad de pacientes con Colitis Ulcerosa era consciente del beneficio de fumar sobre la actividad de su enfermedad. Curiosamente, la mayoría de los pacientes con CU no hablaron sobre este tema con sus médicos. Por el contrario, los profesionales de la salud pueden mostrarse reticentes a explicar el beneficio aparente y menos comprobado del tabaquismo en los pacientes con Colitis Ulcerosa, por temor a disuadirlos de dejar de fumar.

Podemos suponer que la diferencia entre la percepción del impacto del tabaquismo sobre la actividad de la EII entre los pacientes con Crohn o Colitis Ulcerosa podría influir en la necesidad de estar informados sobre los riesgos y beneficios de este hábito.

La evidencia de la literatura subraya la importancia de informar a los pacientes con Crohn sobre la influencia negativa del tabaco en su enfermedad, ya que esto influirá directamente en su intención de dejar de fumar y tendrá un impacto positivo en los resultados clínicos si tienen éxito y realmente consiguen abandonar definitivamente este hábito. Probablemente, la educación sobre el tabaquismo no esté suficientemente considerada para el manejo de nuestros pacientes, especialmente entre aquellos con enfermedad de Crohn.

No se presentaron diferencias significativas en relación a la percepción, entre los pacientes con Crohn o Colitis Ulcerosa con el uso de cualquier producto que contenga nicotina. Sin embargo, los pacientes con Crohn tenían una percepción de empeoramiento de la actividad de su enfermedad con el uso de estos productos y una tendencia a la mejora en los pacientes con Colitis Ulcerosa, aunque ninguno de los  dos grupos percibieron cambios en la actividad de su enfermedad.

El impacto de los cigarrillos electrónicos sigue siendo desconocido. La falta de evidencia sobre la seguridad requiere permanecer atento a los posibles efectos adversos. La investigación actual también sugiere que los beneficios potenciales de los cigarrillos electrónicos como modelo de reducción de daños para quienes usan cigarrillos combustibles, pueden tener un papel importante en la prevención de muerte y la discapacidad por el consumo de tabaco.

Deben realizarse más esfuerzos para fomentar el abandono del hábito de fumar en todos los pacientes con EII, incluidos los pacientes con CU, dados los beneficios bien establecidos del abandono del hábito de fumar en la salud general.

 

 

Le Berre C et al. Patients’ perspectives on smoking and inflammatory bowel disease: An online survey in collaboration with European Federation of Crohn’s and Ulcerative Colitis Associations. World J Gastroenterol. 2020;26(29):4343-4355. doi:10.3748/wjg.v26.i29.4343

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario