https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/06/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_rinones_renal.jpg
SHARE
22 junio, 2022 in-pacient.es

 

Un nuevo estudio nos destaca la importancia del control de la función de los riñones en pacientes con EII, independientemente de su tratamiento.

Estudios previos han sugerido una posible asociación entre el uso de fármacos 5-aminosalicílico (5-ASA), también llamado mesalazina, en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) y la insuficiencia renal o afectación aguda de los riñones.

Sin embargo, estudios más recientes han concluido que la lesión renal no se asocia al uso de 5-ASA, sino a la actividad de la EII y a otras enfermedades. De hecho, independientemente del tratamiento, muchas manifestaciones extraintestinales que se producen en los riñones, ocurren durante el curso de la EII. Otros estudios han identificado un riesgo de lesión renal en los pacientes con enfermedad de Crohn y no en aquellos con Colitis Ulcerosa.

De todas formas, independientemente del cuales sean los factores que puedan desencadenar una insuficiencia renal, el carácter impredecible de su aparición sugiere que las personas con EII deben ser monitorizadas cuidadosamente de su función renal. Cualquier retraso en el diagnóstico de enfermedad renal podrían conducir a un daño irreversible debido a la naturaleza silenciosa y asintomática (sin síntomas) del deterioro renal.

Por lo general, la enfermedad renal en etapa temprana no muestra signos o síntomas. Por lo tanto, las pruebas renales que incluyen análisis de sangre y orina e imágenes, son la única forma de saber cómo están funcionando nuestros riñones.

Un nuevo estudio francés ha evaluado el impacto del examen y la monitorización periódica de la función renal sobre la prevención de eventos renales asociados a la EII y estimar el riesgo de insuficiencia renal aguda (fallo renal agudo) en estos pacientes, mediante el análisis de la información de una base de datos nacional francesa.

Según los resultados de este estudio, el control y la monitorización de la función renal en personas con EII debe programarse independientemente del tipo de tratamiento.  En Francia, un grupo de expertos recomendó el seguimiento de la función renal en el momento del diagnóstico de la EII y posteriormente cada año,  para detectar manifestaciones extraintesinales de la EII y evaluar la tolerancia al tratamiento.

Los investigadores de este estudio concluyeron que la aparición del daño renal agudo en pacientes con EII es rara pero tiene consecuencias sustanciales para los pacientes. Por lo tanto, y debido a la falta de consenso sobre el origen de estas lesiones renales, si son como manifestaciones extraintestinales, como consecuencia de los tratamientos, por genética, etc., la evaluación periódica y de forma sistemática podría ser la mejor alternativa para proteger la función de los riñones en estos pacientes.

Achit H et al. Lack of Monitoring Is Associated with Risk of Acute Kidney Events among Patients with Inflammatory Bowel Disease. J Clin Med. 2022 May 24;11(11):2954. doi: 10.3390/jcm11112954

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta