https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/04/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Vitamina_Sol-e1585728940549-750x420.jpg
SHARE
1 abril, 2020 in-pacient.es

Un nuevo estudio evalúa la influencia de los niveles de vitamina D sobre el curso clínico de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Crohn o Colitis Ulcerosa).

La deficiencia de Vitamina D o niveles bajos de esta vitamina en sangre puede causar enfermedades en los huesos como osteopenia y osteoporosis. Sin embargo, más allá del papel de la vitamina D en la salud de los huesos, sabemos que ésta influye sobre el sistema inmunitario o sistema de defensa de nuestro organismo y también sobre la flora intestinal o microbioma. Por lo tanto, puede existir una relación inversa entre los niveles de vitamina D y el curso clínico de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

Estudios previos han establecido que los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal tienen un mayor riesgo de déficit de vitamina D. Esto, posiblemente, puede ser debido a una mala absorción intestinal por la inflamación, por una resección intestinal previa, por disminución de actividad al aire libre, el tabaquismo, e incluso puede afectar la toma de medicamentos que frecuentemente se utilizan en el tratamiento de esta enfermedad como los esteroides.

El objetivo de un nuevo estudio ha sido examinar si los niveles de vitamina D se relacionan con el desarrollo clínico de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, explorando también si estos niveles afectan a diferentes aspectos clínicos como la probabilidad de cirugía.

En este estudio participaron 711 pacientes con enfermedad de Crohn y 764 pacientes con Colitis Ulcerosa que no se habían sometido a cirugía antes de que se les midiera el nivel de vitamina D. En este grupo de participantes, tanto los pacientes con Crohn como los pacientes con Colitis Ulcerosa, se asoció una reducción de la vitamina D con puntuaciones más altas de la actividad de la enfermedad  y niveles de PCR.

La deficiencia severa de vitamina D se asoció con un comportamiento complicado de la enfermedad de Crohn y  también fue relevante en la extensión de la Colitis Ulcerosa. La deficiencia severa de vitamina D fue un factor de riesgo independiente para la cirugía tanto para los pacientes de Crohn como los de Colitis Ulcerosa.

Según estos resultados, los investigadores concluyen que la deficiencia severa de vitamina D puede ser un marcador de un curso clínico más agresivo de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

La vitamina D debemos conseguirla mediante la dieta y la exposición al sol.

Recomendaciones para los días de confinamiento por Coronavirus:

  • Alimentos ricos en vitamina D: pescado azul (sardinas, atún, caballa, salmón); huevos; leche y derivados, frutos secos (nueces, almendras).
  • Exposición al sol: en caso de no poder realizar actividades al aire libre por motivos del confinamiento por coronavirus, puedes tomar el sol en la ventana o en el balcón. Levántate, ventila la casa, abre las ventanas y deja que entre la luz del sol en casa. Toma el sol cada día con la ventana abierta (los cristales pueden impedir el paso de los rayos UV) entre 10 y 15 minutos será suficiente. Nota el sol en cara, brazos y piernas, es una sensación agradable y relajante.
  • Realiza ejercicio en casa: Mantener un nivel de ejercicio en estos días de confinamiento no solo es importante para nuestra salud física sino que también lo es para nuestra salud mental. Marca momentos en el día y toma un poco de tu tiempo para centrarte en ti. Crea una rutina de ejercicios según tus posibilidades que mantenga activo tu metabolismo sin hacerte daño.
  • Suplementos de vitamina D: En algunos casos se necesitará la administración o toma de suplementos de vitamina D. Sin embargo, antes de tomar una decisión al respecto ¡Consulta con tu médico! Él te aconsejara lo mejor para tí.

 

 

 

Ham NS et al. Influence of Severe Vitamin D Deficiency on the Clinical Course of Inflammatory Bowel Disease. Dig Dis Sci. 2020 Mar 26. doi: 10.1007/s10620-020-06207-4. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario