https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/09/Parkinson_yoga_ansiedad.jpg
SHARE
12 septiembre, 2022 in-pacient.es

Un nuevo ensayo clínico nos amplía el abanico de actividades en el hogar para mejorar el control de los síntomas del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es uno de los trastornos de movimiento más comunes en todo el mundo. Es conocida por sus síntomas motores característicos como son la rigidez muscular, el temblor, la bradiquinesia o lentitud en los movimientos  y la inestabilidad postural entre otros. Estos síntomas motores pueden ir acompañados de síntomas no motores como la ansiedad, la depresión, la apatía y las alteraciones del sueño, entre otros.

Si bien actualmente se presta más atención al control de los síntomas  no motores que lo que se hacía en el pasado, aún falta mucho camino por andar. Se sabe que más de la mitad de las personas con Parkinson pueden presentar ansiedad y que ésta puede llegar a afectar a la función diaria, las actividades interpersonales con impacto sobre la calidad de vida. De hecho, se sabe que los síntomas psicológicos no motores de la enfermedad de Parkinson, como la ansiedad y la depresión, están relacionados con mala calidad de vida. Por todo esto, existe la necesidad de intervenciones holísticas complementarias que puedan agregarse a los planes de atención actuales.

Recientemente se ha despertado mayor interés en las intervenciones no farmacológicas para controlar los síntomas del Parkinson. Entre otros se contempla la práctica de ejercicio  o las intervenciones mente-cuerpo en las que combinan contenido físico, psicológico y espiritual y que han demostrado que son beneficiosas para personas con Parkinson. Este tipo de intervenciones pueden conducir a mejoras de los síntomas motores y no motores, la marcha, la movilidad funcional y la calidad de vida de estos pacientes.

El yoga es un tipo de intervención mente-cuerpo que tiene el potencial de abordar los síntomas motores y no motores de la enfermedad de Parkinson. Diferentes estudios han demostrado que reduce los síntomas de ansiedad tanto en la población adulta como en personas con Parkinson.

Sin embargo, hasta la fecha la investigación se ha centrado en las actividades de yoga realizadas en persona. Pero, es posible que el yoga en persona no sea tan accesible para personas con Parkinson, especialmente aquellas con síntomas de ansiedad que pueden sentirse más cómodas en su hogar, o bien personas con dificultades para el desplazamiento.

Por lo tanto, la práctica de yoga de forma remota, a través de redes de telecomunicación, es decir el tele-yoga, puede mitigar o aliviar estas barreras.

Un nuevo ensayo clínico ha investigado la viabilidad y seguridad de un enfoque de tele-yoga en personas con Parkinson que presentan síntomas de ansiedad.

En este estudio las clases de yoga se ofrecieron de forma remota y a través de una plataforma de videoconferencia durante 30 minutos dos veces por semana, durante 6 semanas.   Las sesiones se individualizaron para adaptarse a cada paciente, pero siempre incluyeron elementos de yoga claves como son ejercicios de respiración, posturas de yoga y ejercicios de relajación. Tanto la individualización como la modificación del plan de ejercicio a lo largo del tiempo tuvieron como objetivo mejorar la seguridad para cada individuo.

Según los resultados de este ensayo clínico, el tele-yoga es factible para personas con Parkinson entre leve a moderado con síntomas de ansiedad elevados y se confirma que es viable y seguro en este tipo de pacientes.

Aunque existe literatura científica que respalda el uso de yoga en personas con Parkinson,  este es uno de los primeros estudios que investiga la viabilidad y seguridad del tele-yoga en estas personas.

En resumen, existe evidencia de que el yoga es beneficioso como intervención complementaria segura en personas con Parkinson. Sin embargo, ciertas barreras pueden  limitar el acceso a este tipo de intervenciones, especialmente en personas con Parkinson con elevados signos de ansiedad. Un enfoque de tele-entrega puede ayudar a atenuar estas barreras y los resultados de este ensayo clínico confirman tanto la viabilidad como la seguridad en este tipo de pacientes. Se necesitan más estudios futuros al respecto.

James-Palmer AM et al. Tele-yoga for the management of Parkinson disease: A safety and feasibility trial. Digit Health. 2022 Aug 15;8:20552076221119327. doi: 10.1177/20552076221119327.

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta