https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/09/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Hogar_familia.jpg
SHARE
14 septiembre, 2022 in-pacient.es

Un nuevo estudio evalúa el impacto de la EII en el hogar y en la vida familiar algo que no se puede pasar por alto en las diferentes evaluaciones.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal o EII es una afección  crónica que incluye tanto a la enfermedad de Crohn como a la Colitis Ulcerosa. Tiene un curso impredecible, recurrente y los síntomas afectan al bienestar físico y mental.

Con frecuencia esta enfermedad debuta durante la adolescencia o la edad adulta temprana, una etapa de la vida en la que las personas comienzan una carrera profesional o forman una familia. Por lo tanto, la EII puede provocar limitaciones que interfieran en la capacidad de participar en las actividades diarias.

Para comprender la carga completa de la EII sobre la vida de un paciente, es necesario evaluar diferentes aspectos de la vida. Hasta el momento, en la literatura científica el enfoque principal de la investigación ha sido valorar la salud física y el compromiso con la sociedad a través de la capacidad para trabajar de estos pacientes. Sin embargo, son muy pocos los estudios que investigan el funcionamiento de estas personas en el hogar o limitaciones en la realización de actividades familiares o los deberes como padres debido a los síntomas de la EII, siendo éstos parte esencial de su vida cotidiana.

Un nuevo estudio, en el que participaron más de 220 pacientes de los que el 68% tenían enfermedad de Crohn el 69% eran mujeres y con una media de edad de 38 años, ha tenido como objetivo evaluar el impacto de la EII en el hogar y/o la familia.

Muchos pacientes, más de la mitad, relataron dificultades para las actividades domésticas, el ocio y la atención a sus hijos y un porcentaje un poco menor también identificaron problemas en las actividades sexuales y las relaciones interpersonales debidos a los síntomas de la EII. Además un poco más de un tercio de los pacientes consideró que la EII influyó en su deseo de tener hijos.

La fatiga fue el síntoma que se asoció con las dificultades más severas en las actividades diarias. La fatiga es un problema clínico importante para las personas con EII y puede afectar a más del 40 % de los pacientes con enfermedad inactiva y aproximadamente al 80 % con enfermedad activa.

Un tercio de los participantes de este estudio necesitaba ayuda con las tareas del hogar a causa de la EII, mientras que aproximadamente el 20% la recibía. Casi la mitad de estos pacientes declararon haber recibido apoyo de familiares o amigos.

En resumen, la EII tiene un impacto negativo en numerosas facetas de la vida doméstica y familiar, especialmente en la realización de las tareas domésticas, la participación en actividades de ocio, la atención a los hijos, las relaciones sexuales y la planificación familiar. La fatiga se asoció con las dificultades más severas en las actividades domésticas.

Esta nueva investigación muestra que el funcionamiento en el entorno del hogar, que es una parte esencial de la capacidad para participar en las actividades diarias, puede verse afectado por la EII y no debe pasarse por alto en las diferentes evaluaciones de los pacientes.

Paulides E et al. Inflammatory bowel disease negatively impacts household and family life. Frontline Gastroenterol. 2022; 13(5): 402–408. doi: 10.1136/flgastro-2021-102027. doi: 10.1136/flgastro-2021-102027.

Otras noticias relacionadas que podrían intresarte

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta