https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/02/Parkinson_Hogar.jpg
SHARE
28 febrero, 2022 in-pacient.es

 

La investigación sobre la enfermedad de Parkinson es fuerte y progresiva produciendo un amplio número de publicaciones al año. Sabemos mucho sobre el origen de la enfermedad, sobre el tratamiento, la rehabilitación y la atención de los pacientes. Existe cada día mayor número de investigaciones sobre el impacto de vivir y envejecer con enfermedad de Parkinson, en la que se describen problemas de estos pacientes con el equilibrio, la marcha y un largo etc. Sin embargo, hasta donde conocemos se sabe poco sobre las personas con Parkinson y sus problemas para realizar sus actividades diarias en el hogar.

Podríamos decir que existe un desequilibrio entre lo que se investiga más extensamente sobre el Parkinson y los factores más relevantes que afectan a la calidad de vida relacionada con la salud en la enfermedad de Parkinson.

Por otro lado, estudios previos han demostrado que las personas con Parkinson expresan su deseo de permanecer en sus hogares el mayor tiempo posible. Existe evidencia que la vivienda se asocia como una medida de los resultados de la salud en personas que envejecen.

Según las directrices de la OMS sobre vivienda y salud se incluyen factores de gran relevancia para la población con Parkinson, como la necesidad de prestar más atención a los peligros de lesiones en el hogar y la accesibilidad para personas con deficiencias funcionales.

La enfermedad de Parkinson, durante su evolución y a lo largo del tiempo puede tener consecuencias importantes para la vida cotidiana y las tareas del día a día, especialmente en aquellos pacientes que ven afectada su inestabilidad postural y la dificultad para caminar. A pesar de esto, son pocos los estudios que centran su investigación sobre la vivienda en personas con Parkinson.

Se han publicado los resultados de una revisión de la literatura científica sobre los pacientes con Parkinson y el hogar en la que se nos revela que existe una falta de conocimiento sustancial sobre este tema.

Numerosos estudios han demostrado que el apoyo social es importante para las personas con Parkinson en relación con sus actividades y su participación social, aunque sin centrarse en las actividades en el hogar o cuestiones de vivienda. Es decir que la investigación realizada hasta ahora se ha centrado en factores médicos y de salud de forma detallada, pero no en el envejecimiento y el hogar.

Numerosos estudios informan sobre adaptaciones o modificaciones en el hogar pero no son los objetivos de estudio ni preguntas de la investigación.

Dado que las caídas son recurrentes y graves para la población con Parkinson, podríamos beneficiarnos de estudios que se centraran explícitamente en estas cuestiones en la vivienda. La mayoría de estudios localizados sobre caídas, alteraciones de la marcha y factores relacionados, en el mejor de los casos, hablan de estas variables en el hogar como hallazgos secundarios no como objetivos principales del estudio.

En conclusión, según los resultados de esta nueva revisión, a pesar de que el hogar es un escenario importante para la vida diaria, especialmente en personas mayores y con discapacidades, se sabe poco sobre las personas con Parkinson y su situación en la vivienda.

Dado que cada vez más se necesita evidencia científica para respaldar el desarrollo de políticas de la vivienda y proporcionar viviendas adecuadas a una población vulnerable, se justifica que exista mayor investigación dirigida a personas con Parkinson y los problemas en el hogar.

Iwarsson S et al. People with Parkinson’s disease and housing issues: A scoping review. Health Sci Rep. 2022 Feb 9;5(2):e511. doi: 10.1002/hsr2.511.

 

Si quieres puedes descargarte nuestra  infografía sobre Hogar y enfermedad de Parkinson. Dispones de más infografías en el apartado Recursos gráficos en Parkinson de esta web


 

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta