https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/05/Artritis_Reumatoide_hipertension-e1589876871836-750x420.jpg
SHARE
19 mayo, 2020 in-pacient.es

La Hipertensión Arterial es muy frecuente entre pacientes con enfermedades reumáticas autoinmunes (Artritis Reumatoide, Espondilitis o Artritis Psoriásica) en gran parte infradiagnósticada y sin tratamiento o control adecuado, según los resultados de un nuevo estudio.

La Hipertensión Arterial es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular muy importante en las enfermedades reumáticas autoinmunes y que podemos modificar. Es muy frecuente que pacientes con enfermedades reumáticas tengan su presión arterial alta. Sin embargo, en gran proporción de pacientes con estas enfermedades, la Hipertensión permanece oculta sin un diagnóstico y control oportuno.

La Hipertensión Arterial o presión arterial alta se define según la Sociedad Americana de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón(ASC/AHA) en 2017 entre los valores de  ≥140/90 a ≥130/80 mmHg. Un año después la Sociedad Europea de Cardiología y la Sociedad Europea de Hipertensión (ESC/ESH) consideran Hipertensión a valores ≥140/90 mmHg.

La Hipertensión representa un factor de riesgo modificable de la enfermedad cardiovascular. Cabe destacar que la tensión arterial alta contribuye en alrededor de la mitad de los fallecimientos por enfermedades cerebrovasculares o enfermedades del corazón. Por lo tanto, un diagnostico precoz y un tratamiento y control adecuado de la Hipertensión tienen una importancia vital para la prevención de eventos cardiovasculares importantes.

En un meta-análisis previo, que contó con la participación de más de cuatro mil pacientes con Artritis Reumatoide, de todos los factores de riesgo cardiovascular, la Hipertensión tuvo el impacto más destacado sobre la enfermedad cardiovascular.

Se han publicado los resultados de un nuevo estudio griego al que consideramos que es el primer estudio que informa sobre la proporción, conciencia, tratamiento y control de la Hipertensión en un grupo de pacientes con enfermedades reumáticas.(Artritis Reumatoide, Artritis Psoriásica y Espondiloartritis).

Según los resultados de este estudio, la Hipertensión Arterial afectó a más de la mitad de la población del estudio, afectando incluso a pacientes jóvenes. En la población de este estudio, independientemente de la enfermedad reumática, una gran parte de los pacientes desconocían que tenían niveles altos de su presión arterial. Lo que nos lleva a pensar que la conciencia sobre el control de la Hipertensión en población general sigue siendo relativamente bajo. Además, recientemente se ha documentado que, en pacientes con Artritis Reumatoide sin enfermedad cardiovascular o diabetes, el tratamiento de la Hipertensión es subóptimo, es decir que queda muy lejos de alcanzar las cifras deseadas.

Los resultados de este nuevo estudio nos destacan la necesidad de identificar de forma temprana aquellos pacientes reumatológicos con Hipertensión Arterial, para el control estricto de su presión arterial y minimizar así el riesgo cardiovascular elevado, que ya se ha establecido que está asociado a las enfermedades reumáticas autoinmunes.

Los médicos de Atención Primaria y los especialistas (Reumatólogos) deben ser conscientes de la falta de conocimiento y control de la Hipertensión en las enfermedades reumáticas.

Se ha documentado que la mayoría de los pacientes con Artritis Reumatoide consideran a su Reumatólogo como su médico principal y generalmente, no buscan el soporte de su médico de Atención Primaria para mantenimiento de su salud en general, entre lo que se incluye el control de las enfermedades cardiovasculares.

Es importante destacar que la identificación y control de la Hipertensión es imprescindible, pero también deberemos hacer control de otros factores de riesgo cardiovascular como lo son: la dislipemia (alteraciones de los niveles de grasa en la sangre: colesterol y triglicéridos); la obesidad/sobrepeso y la diabetes mellitus (aumento de niveles de azúcar/glucosa en sangre).

En conclusión, la Hipertensión Arterial es frecuente entre los pacientes con enfermedades reumáticas autoinmunes, pero no siempre se diagnostica y se trata adecuadamente en estos pacientes.

Por lo tanto, esta publicación nos destaca la importancia de la revisión sistemática de la Hipertensión Arterial y de la exigencia de un control y tratamiento adecuado entre los pacientes con enfermedades reumáticas autoinmunes.

 

 

Anyfanti P et al. Hypertension in rheumatic diseases: prevalence, awareness, treatment, and control rates according to current hypertension guidelines [published online ahead of print, 2020 May 7]. J Hum Hypertens. 2020;10.1038/s41371-020-0348-y. doi:10.1038/s41371-020-0348-y

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario