https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/01/Parkinson_calidad-de-vida.jpg
SHARE
10 enero, 2022 in-pacient.es

 

La enfermedad de Parkinson es un trastorno complejo en el que pueden presentarse síntomas motores y no motores que empeoran con el paso del tiempo. Ambos tipos de síntomas son importantes porque tienen un impacto negativo sobre la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad.

Es fundamental conocer qué factores influyen en la percepción de calidad de vida de los pacientes con Parkinson con la intención de poder actuar lo antes posible.

Se han publicado los resultados de un nuevo estudio español en el que se analizan los cambios en la calidad de vida de pacientes con Parkinson durante un periodo de 2 años de seguimiento en comparación con un grupo de control e identificar aquellos factores que puedan predecir el deterioro de la calidad de vida, clínicamente significativo, de estos pacientes.

Según los resultados de este estudio, los síntomas motores, el aumento de los problemas de la marcha y el aumento de la carga de los síntomas no motores (por ejemplo, alteraciones del sueño, depresión, estreñimiento, etc.) contribuyen a un deterioro significativo de la calidad de vida de los pacientes con Parkinson, especialmente el deterioro del estado de ánimo y el aumento de la carga de los síntomas no motores. Además, en este estudio se muestra que estos factores adquieren mayor relevancia en el caso de presentarse en mujeres y pacientes más jóvenes. Por lo tanto, y según esta nueva investigación,  se debe estar especialmente alerta sobre los cambios en el estado de ánimo y la carga de los síntomas no motores a lo largo del tiempo, en particular en pacientes más jóvenes y mujeres.

Habla abiertamente con tu médico, explica todo lo que te pasa incluso si él no te pregunta, prepara tu visita a conciencia para rentabilizar el tiempo del que dispones con tu especialista.

La depresión y la fatiga son las causas principales del deterioro de la calidad de vida en mujeres incluso en las primeras fases de la enfermedad de Parkinson. Detectar y tratar la angustia psicológica, especialmente en mujeres, debe considerarse como parte de la atención clínica de la enfermedad de Parkinson.

Además, la calidad de vida es significativamente peor en aquellos pacientes con un Parkinson de inicio temprano (diagnóstico de Parkinson cuando se es joven) en los que también experimentan pérdida del empleo, interrupción en la vida familiar, mayor percepción de estigmatización y depresión que los pacientes con Parkinson de inicio más tardío.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno que no tiene cura y el tratamiento es sintomático y el objetivo es mejorar la calidad de vida. Esto es complejo porque muchos factores influyen en la calidad de vida en la EP. Además, la EP es un trastorno complejo con muchas manifestaciones y con una gran variabilidad en su progresión entre los pacientes.

En conclusión, este nuevo  estudio muestra un deterioro de la calidad de vida en pacientes con Parkinson durante un periodo de 2 años, incluso en pacientes con Parkinson de aparición temprana. Ser más joven, ser mujer, la presencia de deterioro en el estado de ánimo y aumento de la carga de los síntomas no motores se asociaron con un deterioro clínicamente significativo de la calidad de vida de estos pacientes

Los síntomas no motores de la enfermedad de Parkinson tienen un alto impacto sobre la calidad de vida de estos pacientes a lo largo del tiempo y es necesario tenerlos en cuenta en las visitas de control. Por lo tanto, se deberá valorar los cambios de humor y la aparición o empeoramiento de los síntomas no motores especialmente en mujeres y en pacientes jóvenes con Parkinson.

D SG et al. Predictors of clinically significant quality of life impairment in Parkinson’s disease. NPJ Parkinsons Dis. 2021 Dec 16;7(1):118. doi: 10.1038/s41531-021-00256-w. 

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta