https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/09/infeccion_urinaria_esclerosis_multiple-750x420.png
SHARE
10 septiembre, 2020 in-pacient.es

Con frecuencia, las personas que padecen Esclerosis Múltiple (EM) sufren de complicaciones, como disfunción vesical (alteraciones de la función de la vejiga urinaria), síntomas urinarios e infección del tracto urinario. La elevada frecuencia de aparición, las complicaciones y consecuencias, y la relevancia de tratar a tiempo estas situaciones hacen que sea muy importante reconocerlas correctamente.

Las personas con EM tienen una alta prevalencia de infecciones del tracto urinario, principalmente debido a la aparición de trastornos urinarios como la afectación de la funcionalidad de la vejiga y vías urinarias.

Cuando aparece la infección, los síntomas más comunes  son urgencia urinaria, poliuria (necesidad de orinar frecuentemente), nicturia (necesidad de levantarse a orinar varias veces durante la noche), retención urinaria e incontinencia. Los gérmenes que con más frecuencia producen estas infecciones son los habituales: Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa y Klebsiella pneumoniae, y el tratamiento se basa en la administración de antibióticos.

El problema de las infecciones del tracto urinario no termina en la propia infección, ya que además,  pueden precipitar brotes, empeorar la enfermedad, causar más daño a la propia función vesical y un severo deterioro de la condición neurológica. Además, las infecciones del tracto urinario en las personas con Esclerosis Múltiple se asocian con una alta tasa de hospitalizaciones y mayor tasa de mortalidad.

Una circunstancia añadida que debe tenerse en cuenta es que quienes están recibiendo tratamiento con algún fármaco modificador de la enfermedad deben mantenerlo al tiempo que se trata con antibióticos la infección. Si además se reciben corticoides para el tratamiento de un brote, el manejo de ambos tratamientos se complica.

El análisis de orina y la presencia de síntomas son los criterios deben guiar siempre el tratamiento. En ausencia de síntomas, el tratamiento farmacológico de la presencia de bacterias en orina no tiene evidencia de eficacia clínica y puede inducir un aumento significativo de cepas bacterianas más resistentes, por lo que se recomienda excepcionalmente en casos de infecciones agudas recurrentes, el embarazo o personas que necesiten inmunosupresión.

Dada la alta prevalencia, la tasa de hospitalización y la tasa de mortalidad de las infecciones urinarias en la EM, es muy importante realizar diagnósticos precoces, y establecer las pautas para el manejo adecuado y prevención de nuevas infecciones.

Medeiros Junior WLG, Demore CC, Mazaro LP, et al. Urinary tract infection in patients with multiple sclerosis: An overview [published online ahead of print, 2020 Aug 27]. Mult Scler Relat Disord. 2020;46:102462. doi:10.1016/j.msard.2020.102462

SHARE
Last updatedby