https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/06/20210623_EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Ejercicio_osteoporosis.jpg
SHARE
23 junio, 2021 in-pacient.es

Los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII),  que incluye la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, tienen mayor riesgo de osteoporosis que la población general.
El origen de la osteoporosis es multifactorial, existen factores de riesgo que no podemos modificar como son los factores genéticos y otros que si podemos modificar como es una actividad física reducida, el tabaquismo, el consumo de café y de alcohol.
Se han publicado los resultados de un nuevo estudio en el que participaron 103 pacientes con enfermedad de Crohn y 105 con Colitis Ulcerosa. A los participantes se les controló la Densidad Mineral Ósea (DMO) y la frecuencia de osteopenia y osteoporosis  en relación con la actividad física, el tabaquismo y el consumo de café o de alcohol.
Casi la mitad de los pacientes participantes presentaron osteopenia  u osteoporosis, dato que está en concordancia con estudios previos. Los investigadores vieron que el riesgo de osteoporosis era mayor en los pacientes con 50 años o más de edad en comparación con los pacientes más jóvenes.
Los pacientes con Crohn que presentaron osteopenia u osteoporosis realizaban menos actividad física, es decir, llevaban una vida más sedentaria en comparación con aquellos que realizaban ejercicio de forma regular que presentaban una DMO normal. Esto se presentó igualmente en el grupo de mujeres, las que hacía ejercicio regular tenían una DMO normal que aquellas que tenían osteopenia/osteoporosis.
En este estudio, no se observó diferencias en la DMO en relación al consumo de café, alcohol o el tabaquismo.
Los investigadores de este estudio  concluyen que la osteoporosis es una complicación importante de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal y afecta a un alto porcentaje de estos pacientes. Una DMO baja puede estar asociada a deficiencia de ciertos nutrientes o por desnutrición. Sin embargo, el estilo de vida puede afectar al riesgo de osteoporosis debido a su impacto sobre la DMO.
Este estudio ha encontrado que la actividad física regular puede tener un efecto protector sobre la incidencia de la osteoporosis entre los pacientes con EII. Por lo tanto, deber ser una recomendación esencial realizar una actividad física ajustada a cada persona como parte del tratamiento y gestión de estos pacientes.

…y tú?…¡Ponte en marcha!

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte:


SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta