https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2016/02/ejercicio_300.jpg
SHARE
16 octubre, 2017 In-pacient.es

Un meta-análisis de la evidencia científica actual, evalúa los estudios realizados con ejercicios de resistencia en personas con Parkinson y concluye que este tipo de entrenamiento tiene una efecto positivo sobre la evolución de esta enfermedad y apoya su integración en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson puede reducir la velocidad, la flexibilidad, la fluidez y la coordinación de los movimientos del cuerpo. Por otro lado, los síntomas no motores de esta enfermedad pueden manifestarse como dolor, disfunción cognitiva, depresión, ansiedad y problemas del sueño.

A medida que la enfermedad avanza los síntomas motores se presentan a través de temblor en reposo, bradiquinesia, rigidez y/o inestabilidad postural que puede llevar a caídas. Todo esto afecto a las actividades diarias que se pueden ver afectadas desde etapas muy tempranas de la enfermedad, en las que los pacientes necesitan apoyo para completar sus tareas en el trabajo, hogar y en su vida social.

Estudios previos han establecido que el ejercicio de resistencia tales como caminar o ir en bicicleta mejoran la salud cardíaca, pulmonar y circulatoria, y por otro lado, reducen el riesgo de enfermedades crónicas como el Parkinson, diabetes, enfermedades cardíacas  y accidentes cerebrovasculares (ictus/embolias).

Se han publicado los resultados de un meta-análisis cuyo objetivo fue evaluar el impacto de ejercicios de resistencia como caminar o montar en bicicleta, sobre la funcionalidad de los pacientes con Parkinson valorada por la Escala Unificada para la Evaluación de la Enfermedad de Parkinson (abreviación en inglés UPDRS) usada para seguir y evaluar la progresión de esta enfermedad.

El ejercicio debe ser continuo, rítmico, que intervenga una cierta masa muscular a lo largo del cuerpo. Se requiere que el ejercicio dure 20 minutos o más por sesión y su frecuencia debe ser de 3 o más sesiones por semana con una intensidad de moderada a vigorosa.

Los investigadores concluyen que el ejercicio de resistencia mejora las puntuaciones de la actividad motora en general, por lo que estos resultados apoyan la integración de este tipo de entrenamientos en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

Flach A et al. Endurance exercise improves function in individuals with Parkinson’s disease: A meta-analysis. Neurosci Lett. 2017 Oct 17;659:115-119.

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta