https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2018/07/caminando.jpg
SHARE
16 julio, 2018 in-pacient.es

Una revisión de la literatura científica evalúa si existe relación entre la capacidad para caminar, las emociones y el deterioro cognitivo en pacientes con Parkinson.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por trastornos del movimiento tales como: bradiquinesia, rigidez, temblor en reposo e inestabilidad postural, entre otros.

La alteración de la marcha es una característica clave de la enfermedad de Parkinson  y puede tener un impacto negativo en la calidad de vida. Los trastornos de la marcha se asocian a la inmovilidad y a las caídas, así como a la pérdida de la independencia. Estos trastornos de la marcha varían ampliamente entre individuos y a lo largo de la enfermedad.

Por otro lado, el deterioro cognitivo puede afectar a la capacidad de los pacientes con Parkinson a caminar con seguridad, en particular en aquellos casos en los que se requieren cambios del ritmo y/o adaptación de la marcha o bien con obstáculos ambientales.

Se han publicado los resultados de una revisión de la literatura científica que pretende analizar la relación entre la capacidad para caminar y las alteraciones de las emociones en las personas con Parkinson.

La evidencia científica emergente sugiere que las perturbaciones emocionales que surgen de los trastornos afectivos, como la ansiedad y la depresión, además del deterioro cognitivo, pueden contribuir a los trastornos de la marcha en algunas personas con Parkinson.

Por otro lado, existe una evidencia mixta de que las mejoras en los trastornos afectivos inducidos por la fisioterapia, el tratamiento farmacológico o la cirugía mejoran la locomoción en la enfermedad de Parkinson.

Emociones positivas                                                                                                                  

  • Mayor velocidad de la marcha
  • Mayor balanceo de los brazos al caminar
  • Mayor longitud del paso
  • Menor flexión de la columna
  • Menor tiempo de reacción para iniciar la marcha

 

Emociones negativas

  • Mayor flexión de la columna
  • Mayor tiempo de reacción para iniciar la marcha
  • Menor velocidad de la marcha
  • Menor balanceo de los brazos al caminar
  • Menor longitud del paso

 

Se necesitan más estudios para comprender mejor la interrelación entre las emociones y la marcha en la enfermedad de Parkinson y así mejorar el tratamiento y las estrategias de autocuidado.

En conclusión, al evaluar y tratar los trastornos de la marcha en pacientes con Parkinson, es importante tener en cuenta los síntomas no motores como la ansiedad, la depresión y el deterioro cognitivo, además de los trastornos motores y la condición neurológica.

 

 

Avanzino L et al. Relationships between gait and emotion in Parkinson’s disease: A narrative review. Gait Posture. 2018 Jun 28;65:57-64. doi: 10.1016/j.gaitpost.2018.06.171. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta