https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/02/EPOC_pesticida_plaguicida.jpg
SHARE
11 febrero, 2022 in-pacient.es via BMJ

La exposición a plaguicidas durante toda la vida en el lugar de trabajo está relacionada con un mayor riesgo de EPOC, término que engloba un grupo de enfermedades respiratorias que provocan la obstrucción del flujo de aire y problemas respiratorios, según un amplio estudio basado en la población, publicado en línea en la revista Thorax.

Los resultados son independientes de los principales factores de riesgo de la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica): el tabaquismo y el asma.

Las exposiciones en el lugar de trabajo son importantes causas prevenibles de la EPOC, y los cálculos recientes indican que alrededor del 14% de todos los casos de este tipo están relacionados con el trabajo, dicen los investigadores.

Puede resultar difícil determinar qué puestos de trabajo y niveles de exposición pueden tener el mayor impacto debido a la necesidad de que los estudios incluyan un número suficiente de participantes, con historiales laborales completos, y con un seguimiento durante un periodo de tiempo suficientemente largo.

Los investigadores consiguieron sortear estas dificultades recurriendo a los datos del Biobanco del Reino Unido, un gran estudio poblacional de más de medio millón de hombres y mujeres reclutados entre 2006 y 2010 en todo el Reino Unido.

Invitaron a participar en su estudio a una muestra aleatoria de más de medio millón de personas de entre 40 y 69 años de edad de entre los pacientes del NHS que vivían a una distancia determinada de 22 centros de evaluación sanitaria del Reino Unido.

Al entrar en el Biobanco del Reino Unido, se recogieron datos personales, como la edad, el sexo, el historial de tabaquismo, el empleo actual y el asma diagnosticada por el médico, y se tomaron medidas de salud física.

Estas mediciones incluían la espirometría, una prueba de función pulmonar que mide la cantidad y/o la velocidad del aire que se puede inspirar y espirar en una respiración forzada.

De los 502.649 participantes que facilitaron todos los datos personales, 457.282 (el 91%) también se sometieron a la prueba de espirometría.

Los historiales laborales de estos participantes se recopilaron y codificaron mediante OSCAR, una herramienta validada basada en la web, utilizada para clasificar el empleo remunerado durante un periodo mínimo de 6 meses. Y se utilizó una matriz de exposición laboral para codificar tres niveles de exposición de 0 (ninguno) a 1 (bajo) y 2 (alto) a 10 categorías de agentes en el lugar de trabajo.

Éstas incluían polvos biológicos, polvos minerales, gases y humos, herbicidas, insecticidas, fungicidas, disolventes aromáticos, disolventes clorados, otros disolventes y metales, además de dos compuestos de los anteriores, para incluir todos los pesticidas y vapores, gases, polvos y humos.

El análisis final se basó en 94.514 personas de las que se disponía de datos completos, pruebas de función pulmonar de buena calidad e historiales laborales y de tabaquismo completos.

La mayoría de los participantes nunca habían fumado (55.574; 59%) y sólo unos pocos eran fumadores actuales (5.298; 5,5%). Alrededor del 11% de los participantes habían sido diagnosticados de asma. La prevalencia de la EPOC, identificada por espirometría, fue del 8%, lo que corresponde a 7603 casos.

Como era de esperar, la prevalencia de la EPOC era mayor entre los fumadores actuales (17%) que entre los exfumadores (9%) y los no fumadores (7%).

Relativamente pocos participantes habían estado expuestos a plaguicidas únicamente durante el transcurso de su trabajo: algo más del 4% entre los que padecían EPOC y el 3,5% entre los que no. Pero casi la mitad de los que tenían (48%) y no tenían (47%) EPOC habían estado expuestos a una mezcla de varios agentes.

Cabe destacar que la mayoría de las personas sólo habían estado expuestas a niveles bajos de agentes durante su carrera.

Tras tener en cuenta los factores potencialmente influyentes, la exposición a plaguicidas en el lugar de trabajo en cualquier momento se asoció con un riesgo 13% mayor de EPOC, mientras que la exposición acumulada elevada (una combinación de intensidad y duración de la exposición) se asoció con un riesgo 32% mayor.

Esto se confirmó aún más después de tener en cuenta la exposición simultánea a otros agentes y en análisis adicionales restringidos a los que nunca habían sido diagnosticados de asma y a los que nunca habían fumado. Se observaron asociaciones lineales positivas para todos los índices de exposición (intensidad, acumulación y duración).

No se observó un aumento significativo del riesgo de EPOC para ninguno de los otros agentes de la matriz de exposición laboral, incluidos los polvos y los metales.

Entre las limitaciones del estudio apuntadas por los propios autores, destacan que se trata de un estudio observacional, y como tal no puede establecer la causa. Además, los investigadores reconocen que no disponían de datos sobre las personas que no respondieron a su invitación, lo que podría haber afectado a sus resultados. Tampoco pudieron determinar los efectos de determinados pesticidas.

A pesar de ello, el estudio permite concluir en palabras de los investigadores que: «En un amplio estudio basado en la población, la exposición laboral a los pesticidas se asoció con el riesgo de EPOC». «Las estrategias preventivas centradas en los trabajadores expuestos a plaguicidas pueden evitar la carga de EPOC asociada».

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta