https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2017/11/lactancia_materna_esclerosis_multiple-300x420.jpg
SHARE
2 noviembre, 2017 in-pacient.es

El riesgo de desarrollar Esclerosis Múltiple (EM) está influenciado por varios factores ambientales y genéticos. La lactancia materna ha demostrado ser un factor protector en algunas enfermedades auto inmunes, pero se desconocía su influencia en la Esclerosis Múltiple. Un estudio recién publicado ha analizado precisamente el posible impacto de la lactancia materna natural en el riesgo de desarrollar Esclerosis Múltiple pediátrica.

Hasta un 10% de las personas diagnosticadas de Esclerosis Múltiple han presentado síntomas de la enfermedad antes de los 18 años de edad. Estos casos de EM pediátrica se caracterizan por un mayor nivel de inflamación, mayor número de brotes en los primeros años y de lesiones en la Resonancia Magnética (RM). Entre los factores que incrementan el riesgo de aparición de la enfermedad están factores genéticos y otros ambientales como los niveles bajos de vitamina D, la exposición al humo del tabaco o infecciones de virus de Epstein-Barr. La lactancia materna ha demostrado en otras enfermedades auto-inmunes como la enfermedad inflamatoria intestinal y la diabetes tipo I, ser un factor protector frente al su desarrollo durante en la infancia, incluso algunas investigaciones  habían apuntado al posible efecto preventivo sobre el desarrollo de Esclerosis Múltiple en general incluyendo la EM del adulto.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de un centro pediátrico adscrito a la universidad de Virginia, analizó los antecedentes de 36 casos consecutivos de niños diagnosticados de Esclerosis Múltiple y de 72 controles que no padecían la enfermedad y en los que este aspecto estaba apoyado por ausencia de lesiones en la RM.

Siendo ambos grupos de niños muy similares en cuanto a aspectos demográficos y de antecedentes, el análisis objetivó que mientras que un 36% de los casos de Esclerosis Múltiple habían sido alimentados con lactancia materna, este antecedente existía hasta en un 71% de los controles sin la enfermedad, lo que implica un riesgo hasta cuatro veces mayor de presentar EM en los niños que no han sido amamantados.

Los autores del estudio, además de las conclusiones que permite extraer sobre los beneficios de la lactancia materna en la población general, hacen una mención especial a las mujeres con Esclerosis Múltiple en edad de tener hijos. Dado el mayor riesgo relativo de aparición de la enfermedad en la primera generación y el beneficio de la lactancia al retrasar la aparición de brotes tras el parto, esta investigación añade un argumento más para defender los beneficios de la lactancia materna que deben ser comunicados y promovidos a las futuras madres.

 

J. Nicholas Brenton, Casey E. Engel, Min-Woong Sohn, Myla D. Goldman , Breastfeeding during Infancy is Associated with a Lower Future Risk of Pediatric Multiple Sclerosis , Pediatric Neurology (2017 ), http://dx.doi.org/doi: 10.1016/j.pediatrneurol.2017.09.007.

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta