https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2019/06/obesidad_esclerosis_multiple_inflamacion-750x420.jpg
SHARE
6 junio, 2019 in-pacient.es via Istituto Neurologico Mediterraneo Neuromed

La obesidad ens un factor agravante para la Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente, la forma más común de la enfermedad. Sobre la confirmación de esta hipótesis ha versado un estudio realizado en Italia y publicado por el Multiple Sclerosis Journal.

La investigación, que ha incluido a 140 personas con Esclerosis Múltiple, ha evidenciado cómo los pacientes con obesidad tienen un mayor riesgo de presentar, ya desde el mismo momento del diagnóstico, un nivel mayor de discapacidad. Los investigadores han profundizado además sobre la relación entre la Esclerosis Múltiple y el peso corporal a nivel bioquímico, analizando los niveles de inflamación del sistema nervioso central y las concentraciones de lípidos (colesterol y triglicéridos) en la sangre.

La Esclerosis Múltiple es un proceso inflamatorio, lo que ha llevado a los autores del estudio a fijarse en lo que sucede con algunas de las moléculas involucradas en la inflamación. De hecho, en las personas obesas, el análisis del líquido céfalo-raquídeo (que se recoge mediante una punción lumbar), ha demostrado un nivel más alto de interleuquina 6 (IL-6) y leptina, dos moléculas que pueden promover el proceso inflamatorio. Por el contrario, la interleuquina 13 (IL-13), que tiene acciones antiinflamatorias, está reducida. En lo que respecta al nivel de lípidos en sangre, los niveles mayores de triglicéridos  y de colesterol total y colesterol HDL, se correlacionan con niveles de IL-6 más elevados.

Según el firmante principal del estudio, Mario Stampanoni, éste «confirma que la obesidad se asocia a una mayor gravedad sintomática de la Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente. En particular, el análisis del líquido céfalo-raquídeo pone en evidencia el papel de la leptina producida por las células adiposas. Estudios previos ya han demostrado que esta molécula está involucrada directamente en las complejas relaciones entre metabolismo e inflamación. Nuestros resultados sugieren que el peso corporal excesivo o un perfil lipídico alterado, provocan una mayor expresión clínica de la enfermedad.»

Según otro de los autores, Diego Centonze, «es importante definir con exactitud la relación entre obesidad, lípidos en sangre, y Esclerosis Múltiple. Recordamos que el peso corporal excesivo y las dislipemias no están solamente implicados en varias enfermedades inflamatorias crónicas, si no que además, son factores que dependen estrechamente del estilo de vida. La adopción de estrategias específicas, como la dieta o una mayor actividad física, podrá, por tanto, abrir el camino a la posibilidad de mejorar las condiciones del paciente con Esclerosis Múltiple, contraponiéndose al aumento de discapacidad con el tiempo.»

Stampanoni Bassi M, Iezzi E, Buttari F, Gilio L, Simonelli I, Carbone F, Micillo T, De Rosa V, Sica F, Furlan R, Finardi A, Fantozzi R, Storto M, Bellantonio P, Pirollo P, Di Lemme S, Musella A, Mandolesi G, Centonze D, Matarese G. “Obesity worsens central inflammation and disability in multiple sclerosis.” Mult Scler. 2019 Jun 4:1352458519853473

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta