https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/03/sobrepeso_epoc_menopausia-scaled.jpg
SHARE
11 marzo, 2022 in-pacient.es via The North American Menopause Society

Un nuevo estudio evalúa el efecto del índice de masa corporal y el perímetro de la cintura en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el asma.

La obesidad se ha relacionado con una amplia gama de problemas de salud. Un nuevo estudio sugiere que la obesidad abdominal, medida por el índice de masa corporal (IMC) y el perímetro de la cintura, puede dar lugar a un mayor riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y asma. Los resultados del estudio se han publicado en la edición on-line de Menopause, la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS).

Estudios anteriores han demostrado que las mujeres experimentan un mayor deterioro de la función pulmonar y tienen un mayor riesgo de desarrollar EPOC que los hombres, a pesar de estar menos expuestas al humo. Además, las mujeres fumadoras, en comparación con los hombres fumadores, experimentan un deterioro más rápido de la función pulmonar entre los 45 y los 50 años de edad. La incidencia del asma y la tasa de hospitalización por asma también son mayores en las mujeres que en los hombres. Se cree que las hormonas femeninas contribuyen a la mayor incidencia del asma en las mujeres. Se ha demostrado que la obesidad afecta al riesgo de padecer estas enfermedades obstructivas de las vías respiratorias y puede provocar una disminución de la función pulmonar. La incidencia de la EPOC en las personas obesas es significativamente mayor que en las de peso normal. Además, las mujeres obesas tienen más probabilidades de padecer asma que los hombres obesos.

Hasta ahora se sabía poco sobre los efectos de la obesidad en la EPOC y el asma en las mujeres antes y después de la menopausia. Este nuevo estudio, basado en datos recogidos de más de un millón de mujeres, tenía como objetivo determinar el efecto del IMC y el perímetro de la cintura en el desarrollo de la EPOC y el asma en mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que, independientemente del estado de la menopausia, un IMC y un perímetro de cintura elevados aumentaban significativamente el riesgo de padecer EPOC y asma. Además, cuanto mayor era el IMC y el perímetro de la cintura, mayor era el riesgo. Además, el bajo peso también se identificó como un factor de riesgo de EPOC en las mujeres posmenopáusicas, lo que sugiere que el control del peso y el mantenimiento de una forma corporal saludable son fundamentales para ayudar a prevenir la EPOC y el asma en las mujeres.

«Este estudio pone de manifiesto otro efecto perjudicial de la obesidad y la adiposidad abdominal en las mujeres y, concretamente, identifica que las mujeres con un IMC y/o un perímetro de cintura elevados tienen un mayor riesgo de desarrollar EPOC y asma. Además de evitar el consumo de tabaco, mantener un peso y una composición corporal saludables y la composición corporal pueden ayudar a reducir la incidencia de la EPOC y el asma en las mujeres», afirma la Dra. Stephanie Faubion, directora médica de la NAMS.

Lee, Chung-Woo MD; Kim, HyunJin MD; Nam, Myung Ji MD; Choi, Yeon Joo MD; Han, Kyungdo PhD; Jung, Jin-Hyung; Kim, Do-Hoon MD, PhD; Park, Joo-Hyun MD, PhD. Obesity and abdominal obesity are risk factors for airway obstructive diseases in Korean women, Menopause: February 21, 2022 – Volume – Issue – doi: 10.1097/GME.0000000000001958

Otras noticias que pueden ser de interés

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta