https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/05/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Obesidad.jpg
SHARE
11 mayo, 2022 in-pacient.es

Un gran estudio, que ha contado con la participación de más de medio millón de personas,  valora la relación entre obesidad y riesgo de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) que incluye la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa.

En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de personas con EII, especialmente en países desarrollados con un estilo de vida occidental. Por otro lado, la obesidad es cada vez más frecuente en todo el mundo y es uno de los factores de riesgo que se relaciona fuertemente con enfermedades crónicas. La obesidad, a menudo, está relaciona con un estilo de vida occidental, con bajo nivel de actividad física y consumo excesivo de calorías en las comidas ricas en productos refinados y procesado y en grasas no saludables.

No está claro si la obesidad está relacionada o no con el riesgo de desarrollar una Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Por lo que se ha realizado un gran estudio en el que se  han analizado los datos de más de 600.000 participantes, con edad entre 18 y 98 años, correspondientes a 9 países occidentales en los que se valora la obesidad, medida por el IMC, y el riesgo de desarrollar enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa.

Según los resultados de este gran estudio, la obesidad está asociada a mayor riesgo de enfermedad de Crohn. Sin embargo esta relación no se detectó en cuanto a la Colitis Ulcerosa.

Sabemos que la obesidad está relacionada con la inflamación sistémica y la permeabilidad intestinal y también se ha asociado a alteraciones del microbioma intestinal. Por lo que podemos suponer que estos mecanismos pueden tener un papel más importante en el desarrollo de la enfermedad de Crohn que en la Colitis Ulcerosa.

Hasta donde sabemos, este es el estudio prospectivo de adultos más grande que examina la relación entre diferentes medidas de obesidad y el riesgo a la enfermedad de Crohn, con la posibilidad de ajustar según múltiples estilos de vida y exposiciones dietéticas.

En conclusión, según los datos de este gran estudio y observaciones previas, la obesidad modula la respuesta inmunitaria, la permeabilidad intestinal y las alteraciones del microbioma intestinal, y estas vías pueden desempeñar un importante papel en el origen de la Enfermedad de Crohn en comparación con la Colitis Ulcerosa.

 

Chan SSM et al. Obesity is Associated With Increased Risk of Crohn’s disease, but not Ulcerative Colitis: A Pooled Analysis of Five Prospective Cohort Studies. Clin Gastroenterol Hepatol. 2022 May;20(5):1048-1058. doi: 10.1016/j.cgh.2021.06.049. 

 

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta