https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2022/03/EII_Crohn_Colitis_Anemia_Vitamina_D_Hierro.jpg
SHARE
30 marzo, 2022 in-pacient.es

 

Por primera vez se demuestra en un estudio la relación entre niveles en sangre de Vitamina D y el hierro y la anemia en pacientes con EII.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), que engloba Colitis Ulcerosa y enfermedad de Crohn, ha aumentado rápidamente en las últimas décadas en todo el mundo, especialmente en países industrializados.

Una revisión general de reciente publicación,  en base a evidencia epidemiológica sólida, destacó la importancia de la deficiencia de vitamina D como uno de los nueve principales factores ambientales de riesgo de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal.(1)

Sabemos que la deficiencia de vitamina D parece ser más frecuente en pacientes con EII que en la población general. Estudios previos han demostrados ciertas mejoras en la prevención y progresión de la EII al restaurar los niveles deficientes de vitamina D con suplementos de esta vitamina. Además, de todos son conocidos otros beneficios de la vitamina D como: la mejora en la calidad de los huesos, reducción de riesgo de cirugía en personas con enfermedad de Crohn, reducción de los marcadores inflamatorios, mejora en la respuesta de fármacos , reducción del riesgo de cáncer colorrectal, entre otros no menos importantes.

Y, por otro lado, cada vez disponemos de más pruebas que la deficiencia de vitamina D también predispone a la anemia, que es una de las complicaciones sistémicas más frecuentes en la EII. La anemia puede llegar a afectar a dos tercios de los pacientes, especialmente en el momento del diagnóstico de EII y con enfermedad activa. Además. la anemia deteriora considerablemente la calidad de vida de estos pacientes. Incluso en ausencia de anemia, la deficiencia de hierro puede causar varios síntomas entre los que se incluyen: fatiga, deterioro del rendimiento físico y psíquico, dolor de cabeza, trastornos del sueño, pérdida del cabello, agitación, etc.

Estudios recientes han indicado que la vitamina D  puede mejorar la disponibilidad y contrarrestar la deficiencia de hierro y la anemia resultante en la EEII. Por lo tanto, y en base a todo lo expuesto, se realizó un nuevo estudio en Alemania cuyo objetivo fue investigar la posible asociación entre la deficiencia de hierro y anemia por déficit de hierro, en relación a los niveles de vitamina D en pacientes con EII. En este estudio participaron 254 pacientes adultos con EII ( con diagnóstico confirmado  de Crohn o Colitis Ulcerosa)  mayores de 18 años.(2)

Según los resultados de este estudio, se demuestra que niveles bajos de vitamina D en sangre, es decir deficiencia de vitamina D, están asociados con deficiencia de hierro en pacientes con EII. Por el contrario, los pacientes con suficiente vitamina D tenían niveles significativamente más altos en los parámetros de suficiencia de hierro, ferritina y saturación de transferrina, en particular en el grupo de los pacientes de Crohn.

Si estás pensando en consumir suplementos de vitamina D, antes de tomar esta decisión, ¡Coméntalo con tu médico! Él puede aconsejarte lo mejor para tí, según tu situación en particular.

En resumen, este nuevo estudio proporciona nueva evidencia que indica que la deficiencia de hierro en pacientes con EII se asocia a niveles bajos de vitamina D.

Se necesitan más estudios para determinar si suplementar con vitamina D de forma escalada en pacientes con EII puede ayudar a superar el déficit de absorción de hierro que presentan estos pacientes.

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta