https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/01/Artritis_Reumatoide_Tratamiento_cirugia_ortopedia-e1578388948310-750x420.jpg
SHARE
7 enero, 2020 in-pacient.es

La llegada de los tratamientos biológicos a la Artritis Reumatoide ha alterado de forma significativa la historia natural de esta enfermedad disminuyendo el número de intervenciones ortopédicas lo que nos lleva hacia un nuevo panorama de cuidados avanzados.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad caracterizada por la inflamación sistémica que afecta a las articulaciones principalmente. La inflamación es generalmente reversible y el tratamiento correcto durante las primeras fases de la enfermedad puede prevenir el daño articular y la discapacidad. Sin embargo, si no se trata la inflamación puede provocar la destrucción irreversible del cartílago articular con erosión de las superficies de los huesos llevando a una forma más grave de la Artritis Reumatoide con disfunción articular o disminución del rango de movimiento, hinchazón y pérdida de la fuerza muscular, es decir, que pierden su función. Estas lesiones dolorosas, deformantes e incapacitantes pueden requerir  intervención quirúrgica ortopédica.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad crónica que no se cura pero sí que existe un tratamiento con el que podemos manejarla o gestionarla hasta llegar a lograr la remisión.

Actualmente disponemos de múltiples tratamiento para controlar la clínica y aliviar el dolor de la Artritis Reumatoide desde los Fármacos Antirreumáticos Modificadores de la Enfermedad o FAME (DMARD por sus siglas en inglés), y los tratamientos con agentes biológicos que van dirigidos a diversos componentes del sistema inmunitario los inhibidores del factor de necrosis tumoral o anti-TNF (Etanercept, infliximab, adalimumab, golimumab y certolizumab pegol.), inhibidores de la interleucina (Anakinra, Tocilizumab), inhibidores de las células B(Rituximab), inhibidores de la activación de las células T (Abatacept) e inhibidores de quinasas (Tofacitinib).

El uso cada vez mayor de FAMES y productos biológicos desde finales de la década de los 80 ha cambiado la tasa de cirugía ortopédica en pacientes con Artritis Reumatoides. Los tratamientos se utilizan para inhibir el proceso inflamatorio de esta enfermedad y así prevenir el daño de la estructura articular.

Los investigadores de una revisión de reciente publicación concluyen que la Artritis Reumatoide es una enfermedad idiopática que causa inflamación sistémica y complicaciones ortopédicas frecuentes debido al daño articular y la deformidad de las articulaciones. Sin embargo, en la actualidad y debido al tratamiento con fármacos modificadores de la enfermedad (FAMES) y la introducción de los agentes biológicos al tratamiento de esta enfermedad, ha habido una disminución significativa de estas intervenciones ortopédicas.

 

 

Girdler SJ et al. Altering the natural history of rheumatoid arthritis: The role of immunotherapy and biologics in orthopaedic care. J Orthop. 2020 Jan-Feb 17:17-21. doi: 10.1016/j.jor.2019.06.030.

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario