https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2016/11/link4_300.jpg
SHARE
29 noviembre, 2016 in-pacient.es

Un estudio realizado con la participación de más de 150.000 personas concluye que los pacientes con Artritis Reumatoide tienen menos riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson que la población general independientemente del tratamiento con FAMES. Sin embargo, el tratamiento con FAMES biológicos parece que pueden reducir aún más este riesgo.

La Artritis Reumatoide es un trastorno autoinmune inflamatorio crónico que afecta típicamente a las mujeres, dañando principalmente las articulaciones. Sin embargo, esta enfermedad puede causar lesiones fuera de las articulaciones por ejemplo, en el Sistema Nervioso Central.

Algunos estudios han descrito un aumento de riesgo de depresión y otras enfermedades neurológicas, aunque el mecanismo que hay detrás de la participación del Sistema Nervioso Central en la Artritis Reumatoide no está claro, pero se consideran que los procesos inflamatorios crónicos son factor clave.

La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común, es una enfermedad progresiva de larga duración caracterizada por la combinación de temblor en reposo, rigidez, lentitud en los movimiento o bradicinesia  e inestabilidad postural. Estos síntomas corresponden a la pérdida progresiva de neuronas dopaminérgicas (las que segregan la dopamina sustancia que se produce principalmente en la parte compacta de la Sustancia Negra (Substantia nigra en latín) una parte del cerebro ( puedes ampliar la información de Parkinson aquí).

Aunque el origen de la enfermedad de Parkinson es en gran parte desconocida,  la creciente evidencia sugiere que la inflamación del Sistema Nervioso puede contribuir al desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

La asociación entre la Artritis Reumatoide y el riesgo de desarrollar Parkinson no está clara. Aunque se han dado casos de coexistencia de Artritis Reumatoide y Parkinson en el mismo individuo, la asociación entre estas dos enfermedades sigue siendo difícil de comprender.

Además, estudios epidemiológicos han sugerido que el uso de fármacos Antiinflamatorios No Esteroideos (AINE) puede estar asociado a un menor riesgo de desarrollar Parkinson. Sin embargo, se desconoce el efecto de los Fármacos Antirreumáticos Modificadores de la Enfermedad (FAME), un tratamiento común en la Artritis Reumatoide, sobre la enfermedad de Parkinson.

Este estudio cuyo  objetivo ha sido investigar la asociación entre la Artritis Reumatoide y el riesgo de Parkinson, contó con la participación de más de 33.000 personas con Artritis Reumatoide y más de 130.000 personas sin esta enfermedad, como grupo de control.

Los investigadores concluyen que las personas con Artritis Reumatoide presentaron un riesgo inferior de desarrollar la enfermedad de Parkinson que la población general. Esta reducción del riesgo fue independiente del tratamiento con FAMES. Sin embargo, los FAMES biológicos parecen reducir aún más el riesgo de Parkinson.

Se necesita más investigación para determinar los mecanismos subyacentes.

 

Sung YF et al. Reduced Risk of Parkinson Disease in Patients With Rheumatoid Arthritis: A Nationwide Population-Based Study. Mayo Clin Proc. 2016 Oct;91(10):1346-1353.  http://ow.ly/I1fh306BfXd

 

SHARE
Last updatedby