https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/11/EII_Crohn_piedras_rinon-750x420.jpg
SHARE
18 noviembre, 2020 in-pacient.es

El Crohn es una Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) que se caracteriza por la aparición de lesiones que pueden afectar a cualquier parte del tracto digestivo desde la boca hasta el ano. El intestino delgado, el intestino grueso y el ano son los sitios más comunes para las lesiones inflamatorias de la enfermedad de Crohn.

Muchos pacientes requieren de resecciones quirúrgicas múltiples debido a diferentes motivos, como la estenosis intestinal o la formación de fístulas. En 1968 se comunicó por primera vez  la asociación entre Enfermedad Inflamatoria Intestinal y urolitiasis o piedras en el riñón. La diarrea crónica por la resección quirúrgica del intestino en pacientes con Crohn provocan varios cambios como disminución de formación y secreción de orina, disminución del pH urinario, mala absorción de grasas y aumento de la secreción de oxalato por la orina. En consecuencia, estos pacientes son más susceptibles a desarrollar piedras o cálculos en el riñón. Estudios previos han informado que entre el 1,6% y el 12% de los pacientes con Crohn pueden desarrollar piedras en el riñón.

Los pacientes con Crohn que han sufrido una resección del íleon tiene una absorción intestinal de oxalato significativamente mayor que los individuos sanos y que aquellos pacientes con Crohn que no han sufrido esta intervención quirúrgica. Por otro lado, los pacientes con Crohn con piedras en el riñón tienen concentraciones mayores  de oxalato en la orina que aquellos pacientes con Crohn sin piedras en el riñón. Además, los pacientes que se han sometido a una resección intestinal en más de dos ocasiones tienden a tener pH de la orina menor a 6,0 y es frecuente la presencia de piedras en el riñón, por lo tanto la ileostomía  y un pH urinario menor a 6,0 se consideran factores de riesgo de urolitiasis. (El pH de la orina es la medida que se utiliza para conocer la acidez de la orina. Un pH menor a 7 se considera bajo y por lo tanto ácido).

Son pocos los estudios que nos informan de los factores de riesgo de urolitiasis o piedras en el riñón en pacientes con Crohn. Se sabe que la mayoría de los pacientes con Crohn desarrollan cálculo de oxalato cálcico que se forman principalmente por aumento de la eliminación de oxalato por la orina consecuencia del incremento de su absorción intestinal (sustancia presente en los alimentos de origen vegetal, frutas, cereales, etc).

Según datos de este estudio, identificamos los siguientes factores de riesgo de litiasis renal en pacientes con Crohn:

  • Los hombres con Crohn son más susceptibles a urolitiasis (piedras en el riñón) que las mujeres.
  • El tratamiento con corticoides (glucocorticoides) aumenta la susceptibilidad de formación de cálculos renales. Sin embargo, no está bien definido ni a qué dosis, ni duración del tratamiento.
  • La mala absorción de grasas, debido a la resección intestinal, promueve la absorción de ácido oxálico en el tracto intestinal.
  • La resección de intestino (ileostomía) es un factor de riesgo. A menor longitud de intestino delgado residual es más probable una diarrea acuosa y estos pacientes serán más propensos a urolitiasis.
  • La deshidratación causada por la diarrea crónica puede provocar una disminución de la producción de orina y puede disminuir el pH urinario. Los pacientes con pH urinario menor o igual a 6,0 pueden presentar hasta 8 veces mayor probabilidad de formación de cálculos o piedras en el riñón.

 

Los investigadores de este estudio concluyen que el género masculino, antecedentes del tratamiento con corticoides y una longitud menor de intestino delgado (por resección quirúrgica) son factores de riesgo de desarrollo de piedras en el riñón en pacientes con enfermedad de Crohn.

Se requieren más estudios con mayor número de pacientes para proporcionar evidencia más definitiva sobre las formas de prevenir la aparición de cálculos renales en los pacientes con Crohn.

Deberemos introducir medidas adecuadas para prevenir el riesgo de urolitiasis en estos pacientes. Disminuir  los alimentos ricos en grasas y en oxalatos de la dieta, junto con el consumo elevado de líquidos reducirá el riesgo de formación de cálculos renales.

 

 

Miyajima S et al. Risk factors for urolithiasis in patients with Crohn’s disease. Int J Urol. 2020 Nov 15. doi: 10.1111/iju.14442. Epub ahead of print. PMID: 33191551.

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta