https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/02/Parkinson_OFF_ON_Calidad_de_vida-750x420.jpg
SHARE
8 febrero, 2021 in-pacient.es

Estudios previos han demostrado que la enfermedad de Parkinson afecta negativamente a la calidad de vida relacionada con la salud de estos pacientes, con un deterioro que está relacionado con la gravedad de la enfermedad y con mayor deterioro del funcionamiento físico y social. Los síntomas no motores, como la depresión, también tienen un importante impacto sobre la calidad de vida.

La levodopa y la combinación de levodopa con carbidopa es el tratamiento de referencia para la enfermedad de Parkinson y se sabe que es eficaz en la mayoría de los pacientes. Sin embargo, los pacientes que siguen este tratamiento desarrollan fluctuaciones motoras que consisten en períodos en los  síntomas mejoran como resultado del efecto beneficioso de este tratamiento que son los llamados “períodos ON” (actividad motora normal) y momentos en los que reaparecen o empeoran los síntomas que son los “períodos OFF” (función motora alterada).

Estas fluctuaciones motoras o “períodos ON/OFF” ocurren entre el 38% y 50% de los pacientes con Parkinson dentro de los 2 años posteriores al inicio del tratamiento con Levodopa/Carbidopa y casi en el 100% de los pacientes después de 10 años del inicio de este tratamiento.

En una encuesta realizada por la Fundación Michael J. Fox para la investigación del Parkinson aproximadamente el 65% de los Pacientes encuestados informaron pasar al menos 2 horas al día en “OFF” y más del 20% comentaron que estaban 4 horas o más de tiempo en “OFF”.

Informes previos han comunicado que la presencia de estas fluctuaciones motoras están relacionadas con un detrimento de la calidad de vida más allá de lo que generalmente comunican los pacientes.

Se han publicado los resultados de un estudio que utilizó los datos del mundo real de pacientes con Parkinson y períodos “OFF” y valoró su impacto sobre la calidad de vida, evaluando la relación entre las horas promedio en “OFF” diario y el deterioro en la calidad de vida. Este estudio incluyó el análisis de datos del mundo real de más de 700 pacientes con Parkinson en los que la mitad de los cuales sufrían de episodios “OFF” (una media de 2,9 horas de tiempo “OFF” al día).

Según los resultados de este estudio, la presencia de períodos “OFF” se asoció significativamente con un diagnóstico temprano de Parkinson, mayor duración de la enfermedad, menos probabilidad de trabajar a tiempo completo o vivir solo.

El impacto sobre la calidad de vida y el estado de salud se relacionó directamente con el promedio de horas en “OFF” al día. Este estudio mostró un efecto negativo de los períodos “OFF” sobre el malestar corporal. Sin embargo, no mostró que se vieran afectados ni el bienestar emocional ni la cognición de estos pacientes.

Los tratamientos enfocados en la reducción de los episodios “OFF” mejoran las actividades de la vida diaria, la calidad de vida y los síntomas no motores.

 

 

En resumen, los hallazgos de este estudio nos muestran que la aparición de episodios “OFF” en pacientes con Parkinson se asocian a una reducción de la calidad de vida de estos pacientes, con un impacto que aumenta gradualmente en relación al aumento de horas en “OFF” al día.

 

 

Thach A et al. Real-world assessment of the impact of «OFF» episodes on health-related quality of life among patients with Parkinson’s disease in the United States. BMC Neurol. 2021 Jan 30;21(1):46. doi: 10.1186/s12883-021-02074-2. PMID: 33516182

 

SHARE
Last updatedby

1 1 Comment

  1. […] Ver noticia completa […]

Deja una respuesta