https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2018/10/dolor01-e1622795120443.jpg
SHARE
16 octubre, 2018 in-pacient.es

Un estudio evalúa la calidad subjetiva del sueño en pacientes con Artritis Reumatoide y su relación con la actividad de la enfermedad, el dolor, la inflamación y la capacidad funcional.

Los trastornos del sueño, que van desde mala calidad de sueño, dificultad para conciliarlo hasta sentirse fatigado o sin descanso después de dormir,  son de gran preocupación para los pacientes con Artritis Reumatoide. Los problemas de sueño en personas con enfermedades crónicas, como la Artritis Reumatoide, se asocian a peor calidad de vida, problemas psicológicos, deterioro cognitivo y otras consecuencias.

Por otro lado, la fatiga es un síntoma común entre los pacientes con Artritis Reumatoide y ésta se describe como una sensación de cansancio abrumadora asociada a trastornos del sueño, el dolor, la depresión y limitaciones funcionales. Los pacientes con Artritis Reumatoide que experimentan fatiga, dolor y depresión también tienen niveles más altos de discapacidad física. Varios estudios han indicado que el dolor y la depresión, así como la calidad del sueño y la fatiga, están asociados con la discapacidad funcional.

Estudios previos han demostrado que hasta el 70% de los pacientes con Artritis Reumatoide tienen problemas para dormir, que van desde la dificultad para conciliar el sueño hasta la dificultad para mantenerse dormido durante la noche o la somnolencia diurna. Varios estudios han encontrado que una mayor actividad de la Artritis Reumatoide se asocia con problemas de sueño y por otro lado, se ha encontrado que las dificultades para conciliar el sueño y sentirse cansado después del sueño se relacionan con un umbral de dolor más bajo (ser más sensible al dolor), gravedad del dolor, depresión e inflamación en pacientes con Artritis Reumatoide.

Por otro lado, el dolor crónico y los problemas del sueño están asociados a un riesgo de desarrollar síntomas depresivos en pacientes con Artritis Reumatoide, lo que a su vez puede tener una influencia adicional, ya que se ha informado que la depresión es un factor predictivo de la mala calidad del sueño.

Los investigadores de este estudio austríaco, en el que se evalúan las respuestas de una encuesta a 100 pacientes con diagnóstico confirmado de Artritis Reumatoide, concluyen que existe una notable asociación entre el dolor y los trastornos del sueño en pacientes con Artritis Reumatoide, por lo que la valoración de estos dos síntomas deberán incluirse en las evaluaciones clínicas de forma sistemática. Sin embargo, sabemos que estos síntomas reciben poca atención en la consulta.

Los médicos que tratan a pacientes con Artritis Reumatoide deben ser conscientes de los problemas de sueño de esta población y deberían incluir intervenciones farmacológicas y psicológicas que puedan tener efecto positivo y mejorar el sueño ya que a su vez puede mejorar el bienestar psicológico, físico y la capacidad funcional de estos pacientes.

 

Otras noticias relacionadas:

 

 

Grabovac I et al. Sleep Quality in Patients with Rheumatoid Arthritis and Associations with Pain, Disability, Disease Duration, and Activity. J Clin Med. 2018 Oct 9;7(10). pii: E336. doi: 10.3390/jcm7100336.

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta