https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/12/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_musculoesqueletico_articulaciones-scaled.jpg
SHARE
15 diciembre, 2021 in-pacient.es

 

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal(EII), en la que se incluyen la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, es una enfermedad inflamatoria crónica cuyo origen sigue siendo desconocido. Sabemos que es el resultado de la combinación de factores genéticos y del medio ambiente y que el sistema inmunológico juega un papel importante.

A día de hoy no existe un tratamiento curativo y el objetivo del tratamiento actual es prevenir complicaciones, reducir la progresión de la inflamación y alcanzar el estado de remisión.

Con frecuencia, los pacientes con EII presentan manifestaciones extraintestinales que pueden afectar a otros sistemas de nuestro organismo además del impacto sobre nuestro sistema digestivo. Este tipo de manifestaciones afectan al sistema musculoesquelético (huesos y músculos), al sistema ocular (ojos), a la piel, etc. La manifestaciones extraintestinales más frecuentes son aquellas que afectan a los músculos y huesos llegando a presentarse en más de la mitad de estos pacientes.

Podemos distinguir dos tipos de manifestaciones musculoesqueléticas: las que afectan a la columna vertebral y las que impactan sobre las articulaciones periféricas. Estas últimas se dividen en las que afectan a grandes articulaciones, tales como rodilla, cadera, codo, tobillo y muñecas. Se suelen asociar con la actividad intestinal de la EII, duran unas pocas semanas y no se muestran lesiones a nivel radiológico de forma clara. Y el segundo tipo, más destructivo, son las que afectan a articulaciones pequeñas, de forma simétrica y sin una relación clara con la actividad de la EII.

Por otro lado, estudios previos nos han mostrado que la Espondilitis Anquilosante y la Artritis Reumatoide, dos enfermedades reumatológicas autoinmunes, son más frecuentes que otras enfermedades reumatológicas entre los pacientes con EII.

Un nuevo estudio de reciente publicación cuyo objetivo ha sido evaluar las manifestaciones musculoesqueléticas y las alteraciones radiológicas en pacientes con EII, concluye que incluso los pacientes con EII que tienen exámenes físicos normales pueden presentar daños a nivel radiológico (medidos por radiografía). Esto puede deberse a una corta duración del EII y por el uso temprano de medicamentos inmunosupresores e inmunomoduladores.

De todo esto extraemos que la EII no se centra solo en los síntomas abdominales. Deberemos abordar al paciente desde un punto de vista global por lo que en las consultas médicas se deberán abordar otro tipo de manifestaciones de la EII, fuera del ámbito intestinal, para mejor control y gestión de los síntomas y un abordaje integral del paciente, con el objetivo valorar su bienestar general y mejorar su  calidad de vida.

 

Tavassoli S et al.  From bowel inflammation to the bone and joints: musculoskeletal examination in inflammatory bowel disease (IBD). BMC Musculoskelet Disord. 2021 Dec 4;22(1):1019. doi: 10.1186/s12891-021-04903-4.

Otras noticias relacionadas que podrían interesarte

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta