https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2014/10/1377701_97082023-750x420.jpg
SHARE
3 diciembre, 2015 in-pacient.es

Un nuevo estudio relaciona niveles altos de vitamina D como posible neuroprotección en las personas con Esclerosis Múltiple(EM).

Se sabe que los niveles de vitamina D están asociados con la actividad inflamatoria de la Esclerosis Múltiple, pero lo que no sabemos es si están asociados al volumen de la materia gris ya que la pérdida de ésta predice la discapacidad a largo plazo en EM.

En este estudio se investigó la asociación de los niveles de vitamina D con el volumen cerebral y la actividad inflamatoria en pacientes con un síndrome clínicamente aislado.

El síndrome clínicamente aislado es el primer episodio clínico producido por daño de la mielina y que se prolonga durante al menos 24 horas. Las personas con este síndrome no se les puede diagnosticar una EM ya que no cumplen los criterios diagnósticos suficientes, pero podrían desarrollar EM o tal vez no. En algunos casos, estas personas inician tratamiento de inmediato, pero en otros se espera a ver la evolución. No existe una actitud correcta o equivocada ya que cada caso es diferente.

En este estudio participaron 65 personas a los que se les analizó el volumen de materia gris cerebral, nuevas lesiones de EM en el cerebro, que indican recaída y la atrofia cerebral, a través de una Resonancia Magnética y los niveles de vitamina D en sangre.

La materia gris es el tejido cerebral de color gris carente de mielina, constituido por células nerviosas y situado en la periferia del cerebro y en el interior de la médula espinal. Se asocia a la función del procesamiento de información del cerebro, es decir, a la función del razonamiento.

Los resultados del estudio relacionan niveles altos de vitamina D con menor pérdida de materia gris en el cerebro durante el transcurso del estudio. Esta relación no confirma que los niveles bajos de vitamina D sean la causa de la atrofia, ya que puede haber otro u otros factores que lleven tanto a descenso de vitamina D como a una atrofia cerebral mayor.

Los niveles de vitamina D pueden afectar a la neurodegeneración después de un síndrome clínicamente aislado. Estos resultados deben ser replicados en próximos estudios y si se confirmaran, la administración de suplementos de vitamina D podría reducir la discapacidad a largo plazo.

Este estudio es uno de muchos que investigan el papel de la vitamina D en la EM y tiene implicaciones tanto para la comprensión de las causas de la enfermedad como para valorar los suplementos de vitamina D en su tratamiento.

La vitamina D ya se utilizan en pacientes con EM y con niveles inusualmente bajos, actualmente hay ensayos clínicos en curso para ver cómo esos suplementos se pueden usar para tratar la enfermedad.

Si estás pensando en tomar suplementos de vitamina D, antes de tomar esta decisión, coméntalo con tu médico él puede aconsejarte lo mejor para tí según tu situación en particular.

Mowry EM et al. Vitamin D in clinically isolated syndrome: evidence for possible neuroprotection. Eur J Neurol. 2015 Oct 31. doi: 10.1111/ene.12844. [Epub ahead of print] http://goo.gl/vVfZft

 

SHARE
Last updatedby