https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2018/11/esclerosis-multiple-valoracion.jpg
SHARE
8 noviembre, 2018 in-pacient.es

El efecto positivo de los tratamientos en la Esclerosis Múltiple se ha venido valorando hasta la fecha en función de la reducción del número de brotes de enfermedad. La eficacia de los tratamientos modernos lleva a plantear si mantener al paciente libre de enfermedad es un objetivo factible para valorar su impacto. Un nuevo estudio realizado sobre una población de pacientes en Alemania en la vida real pretende responder a esta pregunta.

Esta forma de evaluar el impacto del tratamiento gira en torno al concepto de NEDA, acrónimo en ingles de «no evidencia de actividad de la enfermedad». Por NEDA entendemos pues la ausencia de nuevas lesiones en la Resonancia, brotes con sintomatología o progresión de la discapacidad. Con estos 3 criterios cumplidos de forma mantenida en un tiempo determinado se habla de NEDA-3. Algunos autores están trabajando ya en los criterios apoyados en resonancia para incluir la atrofia cerebral y otros criterios neuropsicológicos que  permitirán hablar de  NEDA-4 o NEDA-5. A pesar de ello, hasta la fecha no se ha utilizado esta variable como objetivo principal en ninguno de los estudios fundamentales de los nuevos tratamientos.

El estudio, publicado en la revista Multiple Sclerosis and Related Disorders, se ha realizado sobre 306 pacientes con Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente en fases iniciales o síndrome clínico aislado, a los que se recogió información de evolución de su enfermedad de forma retrospectiva entre 2009 y 2016. Se utilizaron los criterios de NEDA-3.

En los pacientes estudiados, un 45% mantuvieron la calificación de NEDA-3 tras un año. El porcentaje decreció en el segundo año hasta un 29% y un 21% al tercero. El principal responsable de la pérdida de estatus de NEDA fue el resultado de las resonancias, en un 64% de los casos.

Estos datos de pacientes en «el mundo real»confirman el valor del criterio de NEDA para la valoración y seguimiento de la actividad de la enfermedad, así como para la evaluación de la eficacia de los tratamientos. A pesar de ello, todavía serán necesarios nuevos estudios de estas características para que los criterios de NEDA puedan llegar a constituir un estándar en la evaluación de la Esclerosis Múltiple.

Huhn K, Senger D, Utz KS, Schmidt M, Fröhlich K, Waschbisch A, Seifert F, Dörfler A, Lee DH, Linker RA. No evidence of disease activity status over 3 years in a real-world cohort of relapsing remitting MS patients in Germany. Mult Scler Relat Disord. 2018 Oct 23;27:133-138

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta