https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/08/Artritis_Reumatoide_obesidad_sobrepeso-1-e1597087502169-750x420.jpg
SHARE
11 agosto, 2020 in-pacient.es

Una revisión de la literatura más reciente evalúa el impacto de la obesidad sobre la actividad de la Artritis Reumatoide y los resultados de los tratamientos utilizados en esta enfermedad articular.

En los últimos 10 años se han comunicado resultados de estudios que aportan evidencia sobre la influencia en la Artritis Reumatoide(AR) en aquellos pacientes obesos o con sobrepeso, y se ha comunicado que la obesidad puede llevar a diferente evolución en la Artritis Reumatoide y a una respuesta diferente a los tratamientos que en aquellos pacientes sin obesidad.

La obesidad es común en pacientes con Artritis Reumatoide y se asocia con mayor nivel de dolor , mayor uso de calmantes, marcadores de la inflamación sistémica   elevados (mayor VSG y PCR) y resultados del examen físico menos fiables, lo que dificulta la evaluación de la actividad de la enfermedad y la respuesta al tratamiento.

La obesidad es un factor importante que contribuye a la carga del dolor crónico y la discapacidad y está fuertemente asociada con la depresión y la sensibilidad al dolor. Por lo tanto, no es sorprendente que los pacientes con AR obesos reportan mayor dolor y peor calidad de vida frente a pacientes con AR no obesos. Recientemente se ha demostrado que la progresión de la discapacidad también era mucho más común entre los pacientes obesos  con AR, independientemente de las medidas de actividad de la Artritis Reumatoide.

La pérdida intencionada de peso se ha asociado con mejoras del dolor, de la función física y de la calidad de vida. Sin embargo, los pacientes con AR activa más grave pueden experimentar pérdida de peso debido a su enfermedad inflamatoria. De hecho, encontramos que los pacientes con AR que pierden peso tenían mayor riesgo de empeorar su discapacidad. Esta asociación puede estar relacionada a peor salud general y mayor fragilidad entre aquellos pacientes con AR severa y activa que experimentaron pérdida de peso.

A pesar de que la actividad clínica de la Artritis Reumatoide es aparentemente peor (mayor nivel de síntomas y marcadores inflamatorios más altos) en pacientes obesos, se ha acumulado evidencia que demuestra que los pacientes con Artritis Reumatoide obesos tienen menos inflamación según la valoración con pruebas de imagen (radiografías o resonancias) y menor tasa de progresión radiológica de la enfermedad a lo largo del tiempo.

Ademas, sigue existiendo controversia a cerca de  si la obesidad influye en la eficacia de algunos tratamientos específicos de la Artritis Reumatoide. Varios medicamentos utilizados en el tratamiento de la Artritis Reumatoide no se dosifican según el peso el paciente, lo que crea la posibilidad de una dosis insuficiente en  pacientes obesos.

Es importante señalar que la obesidad también está fuertemente asociada con una serie de enfermedades concomitantes que incluyen, pero no se limitan a, diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, hígado graso y varios tipos de cáncer. Estas enfermedades relacionadas con la obesidad pueden influir en las decisiones sobre el tratamiento.

En conclusión, la obesidad es muy común en pacientes con Artritis Reumatoide y los pacientes con AR obesos presentan síntomas más graves y mayor discapacidad y con frecuencia la actividad clínica de la AR es mayor entre estos pacientes. Por lo tanto, los pacientes con AR obesos tienen menos probabilidades de lograr puntuaciones bajas de la actividad clínica de la AR, aunque la evidencia de las pruebas de imagen (radiografías, resonancias) pueden entrar en conflicto con sus evaluaciones clínicas.

El tratamiento efectivo de la AR requiere comprender cómo la obesidad puede influir directamente en la medición de la actividad de la enfermedad y en la evaluación de la respuesta al tratamiento.

La pérdida de peso a través de dieta y ejercicio mejora los resultados cardiovasculares, la función física y la discapacidad en personas con Artritis Reumatoide

 

 

Poudel D et al.  The Impact of Obesity on Disease Activity and Treatment Response in Rheumatoid Arthritis. Curr Rheumatol Rep. 2020;22(9):56. Published 2020 Aug 1. doi:10.1007/s11926-020-00933-4

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario