https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2016/08/pregnant_child_300.jpg
SHARE
10 mayo, 2017 in-pacient.es

Se ha realizado una revisión de la literatura científica publicada hasta el momento con el objetivo de resumir el conocimiento actual sobre el modo más adecuado de alumbramiento o parto en mujeres con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Crohn o Colitis Ulcerosa), en relación al tipo e historia de la enfermedad.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal puede afectar a pacientes en edades tempranas, durante los años reproductivos. En el caso de embarazo, la forma en la que se debería abordar el parto es una decisión complicada y multidisciplinar en la que intervienen obstetras, gastroenterólogos y cirujanos colorrectales.

Son muchos los factores que se han de tener en cuenta para tomar una decisión final, tales como el tipo de enfermedad, la gravedad, los antecedentes de cirugía colorrectal y el contexto obstétrico de cada caso individual.

Las directrices de la Organización Europea de Crohn y Colitis (ECCO) recomiendan una parto por vía vaginal, en aquellas pacientes con enfermedad en reposo (no activa) o leve y una cesárea en aquellas mujeres con lesiones perianales activas o implicaciones rectales de la enfermedad intestinal.

Actualmente todavía persiste el debate de si es mejor el parto vaginal o la cesárea, según el fenotipo de la enfermedad, la actividad y los antecedentes de cirugías previas.

Según el análisis llevado a cabo en esta revisión, se informa de una alta tasa de cesareas en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal en comparación con la población general, lo que refleja un cierto temor médico del impacto potencial del parto vaginal sobre la incontinencia y el desarrollo de enfermedad de Crohn perianal. Sin embargo no se han localizado estudios en los que se reporte mayor riesgo para desarrollar Crohn perianal en pacientes con Crohn que no tenían historial previo de esta localización, al comparar el parto vaginal y la cesárea.

A pesar de disponer de datos limitados, la episiotomía, un parto instrumentado y los desgarros perianales no parecen estar asociados con un mayor riesgo para desarrollar Crohn perianal. Esto llevó a las directrices de la ECCO a ofrecer la posibilidad de parto vaginal en mujeres sin historia de Crohn perianal. Por otro lado, se observa mayor utilización de episiotomía en mujeres con Enfermedad Inflamatoria Intestinal en comparación con la población general. Sin embargo, tampoco no se han localizado estudios que comparen una episiotomía sistemática con los desgarros naturales perianales en relación al riesgo de aparición o empeoramiento de Crohn perianal.

Los investigadores de este estudio concluyen que la elección de alumbramiento más adecuada en mujeres con Enfermedad Inflamatoria Intestinal es una decisión compleja que se  debe basar en un enfoque multidisciplinario y de forma individual para cada paciente. Aunque se necesitan nuevos datos de grupos de población bien diseñados y estudios con un seguimiento a largo plazo, esta revisión sugiere que la indicación de cesárea puede limitarse a mujeres con alto riesgo de desgarro perianales y  lesiones obstétricas, pacientes con enfermedad de Crohn perianal activa y pacientes con anastomosis ileoanal con reservorio (IPAA, por sus siglas en inglés).

 

Foulon A et al. Defining the Most Appropriate Delivery Mode in Women with Inflammatory Bowel Disease: A Systematic Review. Inflamm Bowel Dis. 2017 May;23(5):712-720.

SHARE
Last updatedby