https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2019/04/Trabajo_EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa-e1557301013220-480x420.jpg
SHARE
17 abril, 2019 in-pacient.es

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), que incluye la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, es una enfermedad crónica que se caracteriza por su curso impredecible y con síntomas perturbadores que pueden afectar a la capacidad para trabajar.

Dado que muchos pacientes son diagnosticados de EII en edades tempranas y, teniendo en cuenta las características, síntomas y su cronicidad, esta enfermedad puede tener un impacto considerable sobre la vida laboral de estos pacientes.

Estudios previos han demostrado que las personas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal experimentan una carga extra debido a una mayor frecuencia de bajas laborales por la enfermedad, discapacidad y desempleo.

Pequeñas adaptaciones o modificaciones en sus puestos de trabajo podrían ayudar a afrontar estas enfermedades y que estas personas puedan trabajar de forma efectiva.

Se ha realizado una revisión sistemática de los estudios publicados hasta ahora en relación a las necesidades de adaptación en los puestos de trabajo en personas con EII, analizándose los datos de más de 7 mil pacientes participantes en diferentes estudios.

Los temas comunes a lo largo de los diferentes estudios fueron la importancia de la necesidad de ajustes y adaptaciones en los puestos de trabajo para las personas con EII. Una proporción significativa de los participantes informaron que tenían dificultades para organizar estas adaptaciones. Las adaptaciones más requeridas fueron: el acceso a un inodoro o pausas para ir al baño y disponer de tiempo para asistir a las citas médicas.

Los pacientes con EII tienen más probabilidades de estar en el desempleo en comparación con la población general. Esto podría explicarse, en parte, por la falta de estrategias para poder afrontar la enfermedad en el puesto de trabajo y la falta de compresión por parte de las empresas. En uno de los estudios, un tercio de los encuestados estaban preocupados porque su empresa no era flexible ante sus necesidades y casi dos tercios no se sintieron apoyados por la empresa para llevar a cabo  su trabajo con EII.

Antes de tener un empleo, los participantes de los estudios consideraron que la capacidad de tomarse un tiempo libre para las citas médicas y los descansos frecuentes para ir al baño es lo más importante en su futuro trabajo.

Si bien se debe alentar a todas las personas, incluidas las que tienen EII, a tener grandes aspiraciones profesionales, también es importante conocer y ser realistas sobre sus necesidades y la flexibilidad que necesitan, especialmente si su enfermedad está mal controlada.

Esta es la primera revisión sistemática que describe cómo las personas con EII superan la discapacidad en el lugar de trabajo mediante la organización de las adaptaciones cuando éstas sean necesarias.

Los investigadores concluyen que los pacientes con EII a menudo necesitan adaptaciones en su puesto de trabajo que les permita tener una «vida profesional normal», aunque muchos de ellos o bien no las solicitan o tienen dificultades para organizarlas.

Tener facilidad para acceder al baño en el puesto de trabajo o disponer de tiempo para acudir a las citas médicas puede conllevar una gran diferencia entre las personas con EII que trabajan o que buscan trabajo. Los empresarios y/o empresas deberían comprender lo que significa vivir con una Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

 

 

Paulides E et al. Accommodations and Adaptations to Overcome Workplace Disability in Inflammatory Bowel Disease Patients: A Systematic Review. Inflamm Intest Dis. 2019 Feb;3(3):138-144. doi: 10.1159/000495293. Epub 2019 Jan 3.

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario