https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/01/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Cafe_te-e1611739470556-750x420.jpg
SHARE
27 enero, 2021 in-pacient.es

El café es la bebida no alcohólica más popular del mundo, contiene más de mil compuestos químicos diferentes, siendo la cafeína una de las sustancias principales y más conocidas.

La cafeína también está presente en las hojas del té, en las semillas del cacao, en el mate y algunas bebidas energéticas no alcohólicas, e incluso en algunos medicamentos como los analgésicos. Por otro lado, el té es una planta utilizada en todo el mundo. El té verde es especialmente apreciado ya que contiene sustancias antioxidantes. El café y el té contienen numerosos compuestos que afectan al metabolismo de los huesos. Ciertas sustancias, como los antioxidantes, pueden proteger a los huesos, mientras que otras pueden aumentar la resorción o proceso de eliminación del tejido óseo.

Por otro lado, la osteoporosis es una enfermedad de los huesos crónica con baja DMO o Densidad Mineral Ósea que puede llevar a fracturas por fragilidad de los huesos, discapacidad y disminución de la calidad de vida.

Los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), enfermedad de Cron o Colitis Ulcerosa, tienen mayor riesgo de osteoporosis. Los pacientes con EII tienen un mayor riesgo de tener una DMO baja y fracturas óseas. De hecho, la osteoporosis u osteopenia afecta aproximadamente entre el 18% y el 42% de los adultos con EII. Las mujeres menopáusicas tienen un mayor riesgo de osteoporosis y muchos estudios sobre la osteoporosis se refieren a este grupo.

Los factores de riesgo de la osteoporosis se dividen en no modificables (edad, género, factores genéticos) y modificables, es decir aquellos que nosotros podemos variar o cambiar y entre ellos se incluye la dieta (aporte de Calcio y Vitamina D), la actividad física, el uso de ciertos medicamentos (ej. Corticoides) y el uso de sustancias estimulantes.

Tomar productos con cafeína puede afectar al metabolismo óseo. El consumo del té o del café es un factor de riesgo de la osteoporosis modificable. Por lo tanto, un cambio en nuestros hábitos puede reducir el riesgo de osteoporosis.

La asociación entre beber café o té y la Enfermedad Inflamatoria Intestinal sigue sin estar clara. Los compuestos de estas bebidas, pueden afectar tanto positiva como negativamente. Una publicación reciente nos hace reflexionar sobre este tema:

Café:

  • Los datos del impacto del café en el desarrollo de la EII son contradictorios.
  • Un café con cafeína puede aumentar la actividad motora del colon un 60% y un 23% más que el agua y que el café descafeinado, respectivamente. Esto significa que es un estimulante intestinal y que puede provocar un aumento del número de deposiciones al día.
  • La cafeína puede disminuir el apetito aumentando el riesgo de desnutrición en personas con EII.
  • El café puede aumentar el insomnio y elevar el nivel de hormonas del estrés.
  • Existen datos limitados del impacto de la cafeína sobre el microbioma intestinal.

 

  • En general se acepta que el consumo de té protege del desarrollo de Crohn y Colitis Ulcerosa, especialmente el té verde que contiene sustancias antioxidantes.
  • Un meta-análisis mostró que el consumo de té disminuye el riesgo de osteoporosis. Sin embargo, no hubo relación entre el consumo de té y la DMO.
  • Hasta el momento, los estudios sobre el impacto del té en el microbioma son experimentales. Parece que el té verde puede tener un efecto positivo en la composición del microbioma.

 

El impacto del consumo del café en el metabolismo óseo sigue siendo controvertido. No obstante, los individuos que consumen una dosis diaria recomendada de calcio no corren el riesgo de que la cafeína afecte al metabolismo del calcio en el hueso.

En resumen, los grupos que investigan la Enfermedad Inflamatoria Intestinal o la osteoporosis hacen referencia al café o al té de la siguiente forma:

  • La ECCO (Organización Europea de Crohn y Colitis) señala que no hay datos claros sobre el impacto del café o la cafeína sobre el riesgo de EII. Sin embargo, algunos pacientes, en especial los pacientes con enfermedad de Crohn, evitan el café ya que este producto les agravan los síntomas.
  • La AACE/ACE (Asociación Americana de Endocrinología Clínica y el Colegio Americano de Endocrinología) recomiendan limitar el uso de bebidas con cafenía a 1 o 2 porciones al día en mujeres post-menopáusicas.

 

Por lo tanto, los pacientes con EII deben consumir bebidas que contengan cafeína de manera responsable y sensata. Se necesitan más estudios que profundicen en el impacto del café y del té en el metabolismo de los huesos, así como sobre el curso de la osteoporosis en pacientes con EII.

 

 

Ratajczak AE et al. Does Drinking Coffee and Tea Affect Bone Metabolism in Patients with Inflammatory Bowel Diseases? Nutrients. 2021 Jan 13;13(1):216. doi: 10.3390/nu13010216.

 

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta