https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2019/11/Parkinson_calidad-de-vida_depresion_sintomas-e1574065571604-750x420.jpg
SHARE
18 noviembre, 2019 in-pacient.es

Los síntomas no motores, el estado de ánimo y los problemas en la marcha parecen ser los factores más relevantes que afectan a la calidad de vida en relación a la salud y la calidad de vida global percibida por los pacientes con enfermedad de Parkinson sin demencia, según los resultados de un gran estudio realizado en España.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por manifestaciones motoras y no motoras. Los síntomas no motores son frecuentes y tienen un impacto negativo importante sobre la calidad de vida de estos pacientes. Mejorar y mantener la calidad de vida es muy importante en enfermedades crónicas, como lo es la enfermedad de Parkinson. Por lo tanto, actualmente el objetivo del tratamiento del Parkinson es mejorar la calidad de vida y la autonomía en las actividades diarias  de estos pacientes. Para alcanzar este objetivo, es necesario saber qué factores están contribuyendo en la calidad de vida, el deterioro y la discapacidad, para poder actuar y revertir o neutralizar su impacto.

Se han publicado los resultados de lo que se considera el estudio más grande realizado hasta el momento en relación con la calidad de vida en relación a la salud y la calidad de vida global. En este estudio han participado casi 700 pacientes con Parkinson sin demencia, comparados con un grupo control sin esta enfermedad. La evaluación motora y no motora se realizó con más de 15 escalas validadas y con múltiples variables. El grupo de pacientes formaban parte del estudio COPPADIS-2015 que es un estudio observacional de 5 años, que cuenta con la participación de diferentes hospitales y centros españoles.

Como ya sabemos por estudios anteriores, este estudio nos indica que la enfermedad de Parkinson no es solo un trastorno motor, sino que estos pacientes también sufren diferentes síntomas no-motores, incluso en las primeras etapas de la enfermedad. Algunos de estos síntomas no se detectan si no se exploran adecuadamente. Esto nos refleja que la enfermedad de Parkinson es un trastorno complejo con muchos síntomas diferentes que causan discapacidad y una baja calidad de vida.

Dos factores se correlacionaron fuertemente con la calidad de vida en relación a la salud: la carga de los síntomas no-motores y el estado de ánimo. La contribución de la depresión en la calidad de vida de estos pacientes aparece constantemente en estudios previos y se considera un factor determinante.

En este estudio tanto la calidad de vida en relación a la salud, como la calidad de vida global, que es el bienestar general del individuo y su satisfacción con la vida, en la que se incluye no solo la salud física, sino también otros aspectos como la autoestima, la autonomía o la capacidad económica, fueron progresivamente peores con respecto a la carga de los síntomas no-motores.

Según los resultados de este estudio la alteración de la marcha es una complicación que contribuye tanto a la calidad de vida global como a la calidad de vida en relación a la salud. En este estudio la calidad de vida fue peor en aquellos pacientes que habían sufrido caídas.

Los investigadores de este estudio concluyen en que la carga de los síntomas no motores, el estado de ánimo y los problemas en la marcha, parecen ser los factores más importantes que contribuyen a una baja calidad de vida en los pacientes con enfermedad de Parkinson sin demencia.

En la práctica clínica, es decir, en las visitas rutinarias al especialista, es necesario preguntar sobre los síntomas no motores, es estado de ánimo y los problemas en la marcha, incluso en aquellos pacientes con Parkinson en sus primeras etapas ya que de esta forma podríamos actuar sobre estos problemas y mejorar su calidad de vida.

 

 

Santos García D et al. Non-motor symptoms burden, mood, and gait problems are the most significant factors contributing to a poor quality of life in non-demented Parkinson’s disease patients: Results from the COPPADIS Study Cohort. Parkinsonism Relat Disord. 2019 Sep;66:151-157. 

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario