https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/01/EPOC_ejercicio_comorbilidades-750x420.jpg
SHARE
24 enero, 2020 in-pacient.es

Las comorbilidades, o enfermedades que pueden acompañar a la EPOC agravando los problemas que ésta provoca, también se asocian a la falta de práctica de actividad física, según un estudio realizado en España y publicado en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health.

La participación regular y sostenida en la actividad física ayuda en la prevención de varias enfermedades crónicas. La actividad física está limitada por la EPOC, incluso en su inicio. Sin embargo, esta limitación en los niveles de actividad física en pacientes con EPOC no solo está condicionada por un deterioro funcional respiratorio. Hay otros determinantes como la edad, la disnea, la hiperinflación y la debilidad muscular. En cualquier caso, la participación en una actividad física regular se asocia con una mejor calidad de vida, menor riesgo de exacerbaciones y hospitalización por las mismas. Por todo ello, los autores de este estudio se plantearon como objetivo determinar la prevalencia de las comorbilidades de la EPOC y evaluar la asociación entre el nivel de actividad física y el riesgo de comorbilidades en personas con EPOC residentes en España.

Para el estudio se analizaron datos transversales de la Encuesta Nacional de Salud de España de 2017. Un total de 601 adultos (52.2% mujeres) con EPOC de 15 a 69 años participaron en este estudio. La actividad física se midió con el formulario corto del Cuestionario Internacional de Actividad Física (IPAQ) y las comorbilidades  se autoinformaron en respuesta a la pregunta “¿Alguna vez le han diagnosticado? . . ? ” Los resultados mostraron una alta prevalencia de comorbilidades (94%), como dolor lumbar crónico (38.9%), alergia crónica (34.8%), artrosis (34.1%), dolor cervical crónico (33.3%), asma (32.9%) e hipertensión (32.8%). El nivel bajo de actividad física se asoció significativamente con incontinencia urinaria, estreñimiento crónico, cataratas, ansiedad crónica  y dolor lumbar crónico.

Los autores concluyen el estudio destacando cómo nueve de cada diez pacientes con EPOC que residen en España presentan comorbilidades. Además, un nivel más bajo de actividad física se asoció significativamente con un mayor riesgo de problemas que impactan negativamente de forma añadida en la calidad de vida. Por todo ello se insiste en que es recomendable que las personas con EPOC aumenten sus niveles de AP en un intento de reducir el riesgo de comorbilidades y aumentar la calidad de vida.

Sánchez Castillo S, Smith L, Díaz Suárez A, López Sánchez GF. Associations between Physical Activity and Comorbidities in People with COPD Residing in Spain: A Cross-Sectional Analysis. Int J Environ Res Public Health. 2020 Jan 16;17(2)

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario