https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2017/02/tiempo.jpg
SHARE
9 enero, 2019 in-pacient.es

Una revisión de reciente publicación presenta evidencias de que la alteración de los ritmos circadianos puede aumentar la actividad del sistema inmunitario intestinal y provocar la liberación de factores inflamatorios favoreciendo la aparición de Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) comprende un grupo de enfermedades inflamatorias crónicas mediadas por el sistema inmunitario que afectan principalmente al tracto gastrointestinal, entre ellas figuran la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa.

A pesar de los numerosos estudios realizados hasta el día de hoy, el origen de las lesiones intestinales en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal es desconocido. No existe una única causa,  se cree que puede deberse a ciertas interacciones, tales como: la genética, la alteración de la flora intestinal o microbioma y ciertos factores ambientales que provocan una alteración del sistema inmunitario llevando a una inflamación y alteración de  la barrera de la mucosa intestinal que se mantiene a lo largo del tiempo.

En los últimos años ha recibido un  interés creciente el impacto que puede tener la alteración del ritmo día-noche (ritmo circadiano) sobre la salud digestiva. Los ritmos circadianos o “Reloj biológico” son las variaciones biológicas que siguen un patrón aproximadamente de 24 horas y son los encargados de regular las funciones fisiológicas de nuestro organismo, que coinciden con el estado de sueño/vigilia.

En los últimos años se ha consolidado la evidencia científica que respalda la existencia de una conexión entre la  alteración del ritmo circadiano o cronodisrupción  y el deterioro del sistema inmunológico. De tal forma que esta alteración mantenida a lo largo del tiempo provoca una modificación en el microbioma intestinal promoviendo la inflamación.

Los autores de esta revisión presentan evidencias de que la variación del ritmo circadiano, o cronodisrupción, provoca variaciones en los mecanismos de defensa del intestino y esto tiene un impacto negativo sobre el mantenimiento del microbioma saludable. La cronodisrupción puede aumentar la actividad del sistema inmunitario intestinal y provocar la liberación de factores inflamatorios.

Se necesita mayor investigación sobre la regulación de los ritmos circadianos como nuevo enfoque en el tratamiento de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

 

Otras noticias relacionadas:

 

 

Gombert M et al. The connection of circadian rhythm to inflammatory bowel disease. Transl Res. 2018 Dec 19. pii: S1931-5244(18)30232-9. doi: 10.1016/j.trsl.2018.12.001. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta