https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/07/EII_Crohn_Colitis_Ulcerosa_Resiliencia_Estres-e1596012624922-750x420.jpg
SHARE
29 julio, 2020 in-pacient.es

Altos niveles de resiliencia se asocian de forma independiente con menor actividad de la enfermedad y mejor calidad de vida en los pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), según los resultados de un nuevo estudio.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal que incluye la Colitis Ulcerosa y la enfermedad de Crohn,  es una enfermedad crónica que frecuentemente se diagnostica en la segunda o tercera década de la vida y afecta significativamente a la calidad de vida. Su diagnóstico se percibe como un evento traumático o difícil de superar y asumir y los pacientes necesitan un tiempo de ajuste para su aceptación.

La resiliencia se define como la capacidad propia de un individuo para hacer frente a la adversidad o al estrés. Dicho de otra forma es la capacidad de resistencia psicológica frente a un evento traumático o estresante.  Esta habilidad se puede modificar  con intervenciones que llevan a cambios de la conducta. El desarrollo de la resiliencia se asocia a mejor salud física y bienestar.

Los pacientes con EII están sometidos a un estrés continuo debido al curso impredecible de su estado o condición, con períodos de actividad de la enfermedad o brotes que pueden provocar alteraciones intestinales, fatiga y discapacidad. Tener EII requiere una adaptación continua a nuevas habilidades de autogestión, como el cumplimiento de un tratamiento complejo, posibles cambios de tratamientos y necesidad de cirugías abdominales.

Investigaciones previas han demostrado que la capacidad de un individuo de aceptar y adaptarse al diagnóstico y vivir con EII se asocia con menor impacto emocional de la enfermedad y mayor calidad de vida. Aunque se ha demostrado que el estrés y la depresión tienen un impacto negativo sobre el curso de la EII, incluyendo número de brotes, necesidad de intervenciones quirúrgicas y mala calidad de vida, hasta el momento, no se ha examinado si la resistencia psicológica es un factor  protector para la EII.

Se han publicado los resultados de lo que consideramos primer estudio que evalúa la asociación entre resiliencia y actividad de enfermedad, calidad de vida y número de cirugías relacionadas con la EII.

Entre los participantes del estudio, 92 pacientes con Colitis Ulcerosa y 137 con enfermedad de Crohn, se encontró que un alto nivel de resiliencia se asoció de forma independiente con menor actividad de la enfermedad y  mayor calidad de vida (física y mental) tanto en Crohn como en Colitis Ulcerosa  y también con menor número de cirugías entre los pacientes con enfermedad de Crohn.

De esta forma los pacientes con alta resiliencia están en mejores condiciones para hacer frente a la EII, pueden tener mejores mecanismos de afrontamiento y pueden amortiguar el estrés psicológico relacionado con la EII y, por tanto, podemos concluir que la resiliencia protege frente a los resultados negativos de esta enfermedad.

 

 

Sehgal P et al. High Levels of Psychological Resilience Associated With Less Disease Activity, Better Quality of Life, and Fewer Surgeries in Inflammatory Bowel Disease [published online ahead of print, 2020 Jul 22]. Inflamm Bowel Dis. 2020;izaa196. doi:10.1093/ibd/izaa196

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario