https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2017/12/esclerosis_multiple_dieta-e1619939361686.jpg
SHARE
14 diciembre, 2017 in-pacient.es

Las personas con Esclerosis Múltiple que siguen una dieta rica en frutas, verduras y cereales integrales, podrían tener menos discapacidad y síntomas que aquellas que hacen una dieta menos saludable, de acuerdo con lo que afirma un estudio publicado en la revista Neurology, órgano de comunicación de la Academia Americana de Neurología.

El estudio de referencia incluyó 6.989 personas con Esclerosis Múltiple de cualquier tipo incluidas en el registro NARCOMS (North American Research Committee), que tuvieron que proporcionar información detallada sobre su dieta y hábitos alimenticios. Para determinar si una dieta era saludable, se contemplaron criterios como la ingesta de más frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, menos azúcares procedentes de postres o bebidas azucaradas y menos carne roja o carnes procesadas. En base a ello se clasificó a los participantes en 5 grupos según resultara de saludable la dieta.

Además de la dieta también se evaluaron otros hábitos de estilo de vida saludable, como el mantenimiento de niveles de peso adecuados, la actividad física regular y no ser fumadores.

Para valorar el impacto de la enfermedad se tuvo en cuenta la experiencia en los últimos 6 meses en términos de brotes, agravamiento de los síntomas, discapacidad y nivel de síntomas tales como la depresión, fatiga, movilidad y dolor.

Las personas en el grupo de dieta más saludable tenían un 20% menos probabilidad de presentar discapacidad severa que las personas en el grupo de dieta menos sana. Esta relación se mantenía incluso cuando se descartaban factores como la edad o el tiempo de evolución de la enfermedad. Además, las personas con hábitos dietéticos más saludables tenían una probabilidad un 20% menor de padecer depresión que las del grupo en el otro extremo de la escala.

En términos comparativos de cantidad de frutas y verduras en la dieta, estas diferencias se traducían en que el grupo de dieta saludable se consumían cereales integrales 1,7 veces al día frente a las 0,3 de las dietas menos saludables y 3,3 veces al día frutas y verduras frente a 1,7.

Al tener en cuenta los otros factores de estilo de vida saludable las probabilidades de padecer depresión resultaban ser un 50% menores, un 30% en caso de la fatiga y un 40% menos para el dolor.

En el estudio también se analizó en la medida de lo posible, el impacto de dietas especiales como la dieta Paleo, las de pérdida de peso y otras que se promueven como beneficiosas para personas con Esclerosis Múltiple. Los investigadores concluyeron que en general, haber seguido estas dietas o seguirlas en el momento de estudio, apenas se relacionaba con una reducción modesta del nivel de discapacidad.

A pesar de la relevancia de las conclusiones, los autores reconocen en el artículo que dado el diseño del estudio no se puede saber si la dieta actual puede predecir la evolución futura de la enfermedad. Además, la población de estudio resultó tener una historia de la enfermedad de bastante evolución (casi 20 años de media), por lo que los resultados podrían no ser extensibles a cualquier persona con Esclerosis Múltiple.

Fitzgerald KC, Tyry T, Salter A, et al. Diet quality is associated with disability and symptom severity in multiple sclerosis. Neurology December 6, 2017.

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta