https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/03/Artritis_Reumatoide_ojos_seco_ocular-e1583183026114-750x420.jpg
SHARE
3 marzo, 2020 in-pacient.es

Conocer los trastornos extra-articulares de la Artritis Reumatoide como puede ser «el ojo seco» podría evitar, o al menos retrasar, muchas complicaciones a largo plazo. Un estudio de reciente publicación nos conciencia sobre la importancia de valorar los problemas en los ojos de estos pacientes.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad sistémica autoinmune crónica que afecta principalmente a las articulaciones pero también pueden verse involucradas otras partes del cuerpo, entre ellos los ojos.

«El ojo seco» es una enfermedad multifactorial, muy incómoda y puede provocar alteraciones de la vista y daños en la superficie del ojo. Por lo tanto, no es simplemente “no tener lágrimas” sino que puede ser un problema más serio y causar lesiones oculares de importancia.

Son varias las manifestaciones oculares de la Artritis Reumatoide, entre las que se encuentran la escleritis, epiescleritis, aunque la más frecuente es  “el ojo seco». Por otro lado, el ojo seco puede ser una manifestación del Síndrome de Sjögren, un trastorno inmunitario que a menudo, se asocia a con la Artritis Reumatoide.

Los síntomas del ojo seco incluyen ardor, sensación de cuerpo extraño, picazón, sensación de sequedad y fotofobia  o intolerancia anormal a la luz.

El objetivo de un estudio ha sido evaluar si existe relación entre la gravedad del ojo seco con la actividad de la Artritis Reumatoide.

En este estudio participaron 42 pacientes con Artritis Reumatoide a los que se les evaluó la actividad de la enfermedad con el DAS28 y los problemas oculares fueron evaluados por un oftalmólogo para encontrar evidencia de sequedad ocular. Los pacientes con sequedad del ojo severa se sometieron a una biopsia de glándula para eliminar aquellos con Síndrome de Sjögren. Del total de pacientes reclutados con Artritis Reumatoide, 30 tenían «ojo seco» definido como tal. Los resultados de la biopsia de estos pacientes no mostraron evidencia de Síndrome de Sjögren.

Según los resultados de este estudio los investigadores concluyen que la gravedad del ojo seco no está relacionada con la actividad de la Artritis Reumatoide sino con su duración.

El ojo seco no debe excluirse incluso en pacientes con Artritis Reumatoide leve, por lo tanto,  se deberá evaluar y detectar lo antes posible la sequedad en los ojos de los pacientes con Artritis Reumatoide independientemente de su actividad.

 

Abd-Allah NM et al. Dry eye in rheumatoid arthritis: relation to disease activity. Immunol Med. 2020;43(2):92-97. doi:10.1080/25785826.2020.1729597

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario