https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/05/EII_Crohn_Tabaco_Fumar_Soporte-e1588752935840-750x420.jpg
SHARE
6 mayo, 2020 in-pacient.es

Fumar es el factor de riesgo más importante para la enfermedad de Crohn ya que se relaciona con el desarrollo de la enfermedad, peor pronóstico, peor calidad de vida, mayor tasa de brotes e ingresos hospitalarios y también mayor necesidad de corticoides e inmunomoduladores.

Estudios previos han encontrado que el riesgo de exacerbación o brotes de la enfermedad de Crohn es proporcional al número de cigarrillos fumados. Los pacientes con Crohn fumadores también tienen mayor dependencia de los corticoides y mayor riesgo de cirugía intestinal en comparación con  aquellos que abandonan este hábito.

A pesar de todo esto, el porcentaje de pacientes con Crohn fumadores sigue siendo alto. Además, muchos de los pacientes todavía subestiman el vínculo entre el hábito de fumar y la gravedad de la enfermedad, y esto disminuye la motivación para dejar de fumar.

Los programas para dejar de fumar consisten en tratamientos farmacológicos y asesoramiento psicológico que incluyen terapia conductual, para modificar la conducta, cuyo objetivo es mejorar la motivación y las habilidades de afrontamiento. Estos programas han demostrado ser eficaces para el abandono del tabaco en la población general. Sin embargo, se dispone sólo de datos limitados sobre la eficacia de estos programas en pacientes con Crohn.

Dejar de fumar es muy importante para los pacientes de Crohn y debe considerarse una prioridad ya que puede llevar a una mejora significativa de la actividad de la enfermedad y una disminución de la necesidad de cirugía. Sin embargo, y hasta la fecha, los estudios han mostrado una tasa baja de abandono entre los fumadores con Crohn en comparación con los fumadores de la población general. La razón de esta diferencia no se ha entendido, por lo que disminuye la capacidad de intervención a los profesionales sanitarios.

Se ha realizado un estudio cuyo objetivo fue comparar la efectividad de un programa para abandonar el hábito de fumar multidisciplinar. Es decir, un programa en el que participaron varias especialidades médicas, tales como: un neumólogo responsable del manejo clínico y farmacológico, un psiquiatra y un psicólogo que realizaron el asesoramiento y la evaluación de la motivación para el abandono de este hábito, la ansiedad, la depresión y la dependencia de la nicotina.

En este estudio participaron 136 fumadores activos con una media de edad de 55 años, de los que el 58% fueron hombres y casi un 20% de los participantes eran pacientes con enfermedad de Crohn.

Los resultados de este estudio los podemos resumir en 3 puntos:

  1. Los pacientes fumadores con enfermedad de Crohn que participaron en el programa multidisciplinar para dejar de fumar presentaron menor probabilidad de dejar de fumar que el resto de participantes.
  2. Los fumadores con Crohn presentaron mayor proporción de ansiedad y depresión y esto se relacionó con menor motivación para dejar de fumar.
  3. El tratamiento farmacológico para dejar de fumar tuvo menos éxito entre los pacientes fumadores con Crohn que aquellos fumadores sin esta enfermedad.

 

Muchos estudios demuestran los beneficios de dejar de fumar para modificar el curso de la enfermedad de Crohn con una reducción significativa del riesgo de nuevos brotes, de la necesidad de cirugía y mejor respuesta en el tratamiento inmunomodulador.

Doce meses después de dejar de fumar, el riesgo de brotes en pacientes con Crohn y la necesidad de inmunosupresores es comparable al riesgo de los pacientes no fumadores. Sin embargo, son pocos los estudios que han evaluado la efectividad de un programa multidisciplinar para dejar de fumar en pacientes con Crohn.

Un alto porcentaje de pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal presentan trastornos depresivos y/o ansiedad, especialmente aquellos con enfermedad activa. Por otro lado, se sabe que los fumadores con depresión tienen menos éxito en los intentos de dejar de fumar.

Los investigadores de este estudio concluyen que los pacientes con enfermedad de Crohn tienen mayor riesgo de presentar trastornos psicológicos como la ansiedad o y/o la depresión y éstos están asociados con menor motivación para dejar de fumar.

Dada la importancia del abandono del hábito de fumar para los pacientes fumadores con Crohn se sugiere que las intervenciones deberían ir encaminadas a:

  • Programas de prevención para aumentar la conciencia sobre el papel del tabaquismo en la enfermedad de Crohn, ya que se demuestra la falta de conocimiento sobre esta relación entre estos pacientes.

 

  • Reconocimiento de los problemas psicológicos (ansiedad y/o depresión) lo que lleva a un asesoramiento personalizado en pacientes fumadores con Crohn y su relación con el tabaquismo.

 

  • Facilitar un programa para dejar de fumar con experiencia en fumadores con Crohn ya que estos pacientes tienen problemas específicos para el abandono de este hábito.

 

 

Santus P et al. The effect of a multidisciplinary approach for smoking cessation in patients with Crohn’s disease: Results from an observational cohort study. Tob Induc Dis. 2020;18:29. Published 2020 Apr 2. doi:10.18332/tid/119161

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta