https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/03/EII_Colitis_Ulcerosa_Tratamiento_Calidad_de_vida-e1616574047373-750x420.jpg
SHARE
24 marzo, 2021 in-pacient.es

La Colitis Ulcerosa es una Enfermedad Inflamatoria Intestinal crónica que cursa con brotes o recaídas y que afecta principalmente a pacientes jóvenes, tanto hombres como mujeres, entre los 30 a 40 años de edad.

La enfermedad cursa con períodos con diarrea, heces con sangre, urgencia para ir al baño, incontinencia y fatiga. Aproximadamente 1 de cada 6 pacientes pueden presentar enfermedad grave en la que además aparece fiebre y pérdida de peso.

El diagnóstico se realiza mediante la evaluación clínica y endoscópica, y el tratamiento depende de diferentes factores, tales como otras enfermedades concomitantes y la duración, frecuencia y gravedad de las recaídas.

En cualquier caso, el objetivo del tratamiento será inducir y mantener la remisión clínica y endoscópica, con el fin de minimizar la discapacidad y prevenir la colectomía o el desarrollo del cáncer colorrectal. Actualmente, se añade la calidad de vida de estos pacientes como objetivo principal del tratamiento.

El arsenal terapéutico se ha ampliado recientemente. Sin embargo, muchos pacientes no entran en remisión con los fármacos biológicos y aproximadamente un tercio de los pacientes con enfermedad grave aún requieren cirugía.

Una nueva revisión explora las deficiencias de la calidad de vida en pacientes con Colitis Ulcerosa de moderada a grave y cómo los diferentes tratamientos mejoran el bienestar general de estos pacientes.

¿Cómo impacta la Colitis Ulcerosa en la calidad de vida?

Tanto los síntomas gastrointestinales como la incontinencia fecal asociados a la Colitis Ulcerosa, tienen un impacto dramático sobre la calidad de vida de estos pacientes afectando tanto a nivel psicológico, como sexual y social.

Los pacientes con Colitis Ulcerosa de moderada a grave pueden percibir un cierto grado de estigmatización social lo que puede conducir a consecuencias negativas y deseos de alejarse de las interacciones sociales. Esto lleva a peor calidad de vida en relación a la salud, deterioro de las relaciones sociales y profesionales y se acompaña generalmente con un alto porcentaje de baja laboral por enfermedad y desempleo. Más del 40% de estos pacientes presentan fatiga y, además, es frecuente la aparición de síntomas depresivos y ansiedad, así  como trastornos del sueño y estrés.

En general, la percepción de los pacientes sobre su discapacidad funcional parece relacionarse con mayor nivel de ansiedad y depresión y no necesariamente con la actividad clínica de su enfermedad, siendo esto un aspecto muy importante a considerar.

Los cambios en la función intestinal, las cicatrices quirúrgicas, la posible ostomía, pueden tener un alto impacto sobre el funcionamiento social, interpersonal, autopercepción y sobre la autoestima, afectando negativamente a la calidad de vida de estos pacientes y provocando un deterioro psicológico sustancial.

Todo esto apoya la necesidad de mirar más allá de la gravedad de la enfermedad y poner mayor atención a la percepción del paciente sobre su discapacidad funcional.

Un tratamiento eficaz para restaurar la calidad de vida de estos pacientes

Una revisión sistemática previa concluyó que los tratamientos que inducen y mantienen la remisión restablecen el estado de salud física y mental. En consecuencia se necesitan tratamientos que induzcan y mantengan la remisión de manera eficaz y que los beneficios de estos tratamientos se extiendan mucho más allá de los criterios de valoración clínica. Por otro lado, las preferencias del paciente con relación a su tratamiento también deben tenerse en cuenta para lograr una mayor adherencia.

La disponibilidad de productos biológicos ha brindado la posibilidad de optimizar el tratamiento general de la Colitis Ulcerosa de moderada a grave, disminuyendo el número de cirugías y mejorando los resultados clínicos y los informados por los pacientes, a largo plazo.

No obstante, muchos pacientes continúan experimentando una cantidad considerable de síntomas con una carga física y psicológica relacionada con la enfermedad. Los problemas de calidad de vida son cruciales para el tratamiento de los pacientes.

Los pacientes con Colitis Ulcerosa de moderada a grave ahora tienen un número cada vez mayor de opciones terapéuticas, y cada vez, se reconoce más que las preferencias del paciente juegan un papel importante en su atención.

Los tratamientos biológicos han demostrado mejorar la calidad de vida de los pacientes con Colitis Ulcerosa con beneficios clínicos y sobre su calidad de vida y perduran durante el tratamiento de mantenimiento.

Por lo tanto, de la revisión de la literatura se puede concluir que un tratamiento eficaz de la Colitis Ulcerosa de moderada a grave puede restaurar la calidad de vida y devolverla a niveles normales o casi normales.

 

 

Armuzzi A et al. Quality of life in patients with moderate to severe ulcerative colitis and the impact of treatment: A narrative review. Dig Liver Dis. 2021 Mar 17:S1590-8658(21)00095-5. doi: 10.1016/j.dld.2021.03.002.

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario