https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2017/03/fruta.jpg
SHARE
28 marzo, 2017 in-pacient.es

Se han publicados los resultados de lo que puede ser el primer gran estudio que investiga la relación entre la dieta y el riesgo a desarrollar enfermedades autoinmunes como la Artritis Reumatoide.

La Artritis Reumatoide es una enfermedad crónica autoinmune que afecta más a las mujeres que a los hombres. Aunque el origen de esta enfermedad no se entiende completamente, se sabe que existen factores genéticos y ambientales que contribuyen a su desarrollo.

Abordar el efecto de la dieta y ciertos nutrientes sobre el riesgo de desarrollar Artritis Reumatoide es muy complejo. Según el Índice Alternativo de Alimentación Saludable 2010 (AHEI-2010), existen 11 alimentos y nutrientes que se consideran saludables, tales como: frutas, verduras, legumbres, frutos secos, grasas de cadena larga, grasas poliinsaturadas y un consumo moderado de alcohol. Mientras que las bebidas azucaradas (incluido el zumo de fruta), la carne roja/procesada, las grasas trans y el consumo de sal se consideran elementos no saludables.

El objetivo de este estudio ha sido investigar la asociación entre la composición de la dieta y el riesgo a desarrollar Artritis Reumatoide en base a la información de un gran estudio que cuenta con la participación de casi 170.000 mujeres.

Según los resultados de este estudio, de las mujeres que desarrollan Artritis Reumatoide de aparición temprana, dos tercios fueron seropositiva (Factor Reumatoidepositivo) y el otro tercio seronegativa. Esto significa que la dieta poco saludable está fuertemente relacionada con la Artritis Reumatoide Seropositiva.

Los investigadores concluyen que una dieta saludable se asocia con la reducción del riesgo de Artritis Reumatoide temprana en mujeres, es decir, que se produce a los 55 años de edad o más joven, especialmente la Artritis Reumatoide Seropositiva.

Si pudieramos de alguna forma retrasar la aparición de la Artritis Reumatoide con algo tan simple como cumplir con una dieta saludable, lograríamos ahorrar años de dolor y deterioro progresivo de las articulaciones.

Este estudio aporta evidencia bastante convincente de que una vida con hábitos alimenticios saludables puede ayudar a una personas a evitar graves problemas de salud, no sólo reducción de enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, sino también en enfermedades inflamatorias como la Artritis Reumatoide.

 

 

Hu Y et al. Long-term dietary quality and risk of developing rheumatoid arthritis in women. Ann Rheum Dis. 2017 Jan 30. pii: annrheumdis-2016-210431. doi: 10.1136/annrheumdis-2016-210431. [Epub ahead of print]

SHARE
Last updatedby