https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2015/05/music2.jpg
SHARE
31 mayo, 2015 in-pacient.es

Entre el 20%- 50% de las personas con trastornos neurológicos como Esclerosis Múltiple y enfermedad de Parkinson entre otros, presentan trastornos del  estado de ánimo, ansiedad y síndromes depresivos.  Estos trastornos pueden afectar negativamente a la recuperación funcional, a la adherencia o cumplimiento del tratamiento y la calidad de vida de estos pacientes y a pesar de esto, a menudo, son poco valorados y  poco tratados en la práctica clínica.

Se ha publicado una revisión de las investigaciones realizadas hasta la actualidad, del efecto de las intervenciones musicales sobre el estado de ánimo, las emociones, la depresión y en la actividad de la vida diaria de personas con trastornos neurológicos.

Esta  publicación muestra como la musicoterapia y las intervenciones musicales pueden mejorar el estado de ánimo y el bienestar psicológico de los pacientes neurológicos.

La música se acopla a una variedad de áreas del cerebro implicadas en la emoción, la motivación, el conocimiento y las funciones motoras. Las intervenciones musicales se han utilizado para aumentar la socialización como estímulo emocional y del funcionamiento neuromotor.

En las últimas décadas, ha crecido la evidencia del uso de la intervención musical en la práctica clínica como el canto, escuchar música, improvisación musical, y otras actividades musicales, o tratamientos más estructurados como la musicoterapia.

El desarrollo de la neurociencia demostró que el cerebro no es una estructura estática solamente influenciado por determinantes genéticos sino que, es un órgano que reorganiza continuamente las conexiones sinápticas (conexiones entre las neuronas o células nerviosas) bajo la influencia de factores internos y externos tales como los programas genéticos, la estimulación ambiental, el aprendizaje y la experiencia.

Cuando escuchamos música no sólo se activan las áreas de escucha del cerebro sino también las áreas emocionales, motoras y creativas. Escuchar música se utiliza para inducir efectos psicológicos beneficiosos e incluso para evocar emociones y pensamientos. El debate sobre cuáles son los límites de la musicoterapia está todavía en curso.

Los resultados más significativos de las intervenciones de música en el lado psicológico pueden ser identificados en los aspectos relacionados con el estado de ánimo, especialmente en la reducción de síntomas depresivos y el componente de ansiedad, y en la mejora de la expresión emocional, comunicación y habilidades interpersonales , la autoestima y la calidad de vida.

A  nivel psicológico, la música puede aumentar la comunicación y la cohesión social y puede promover relaciones empáticas (relaciones que entienden la postura o sentimientos de otras personas), especialmente en la musicoterapia activa. Por último, la música puede afectar positivamente en el estado de ánimo y por lo tanto el proceso de rehabilitación.

Esta  revisión muestra como la musicoterapia y las intervenciones musicales pueden mejorar el estado de ánimo y el bienestar psicológico de los pacientes neurológicos.

El análisis de este estudio apoya la eficacia de las intervenciones musicales en la mejora del estado de ánimo, la depresión, la calidad de vida y la recuperación funcional  relacionados con los trastornos neurológicos, como la Esclerosis Múltiple y la enfermedad de Parkinson. Por lo tanto la musicoterapia y otros enfoques musicales parecen ser eficaces, son técnicas de  bajo coste, no invasivas y no se han observado efectos secundarios negativos.

Se necesita mejorar la calidad metodológica de la investigación sobre el papel específico de las intervenciones basadas en la música y sus efectos en los síntomas psicológicos, en el campo de la neurología.

Raglio A et al. Effects of music and music therapy on mood in neurological patients. World J Psychiatry. 2015 Mar 22;5(1):68-78 http://ow.ly/NEf8N 

SHARE
Last updatedby