https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2020/04/Artritis_Reumatoide_corticoides_peso_pacientes_medicos-e1586248913761-750x420.jpg
SHARE
7 abril, 2020 in-pacient.es

Una revisión nos proporciona una visión general del uso de corticoides utilizados específicamente en la enfermedad reumática y las diferencias en las opiniones entre médicos y pacientes en relación a sus efectos secundarios.

Los  corticoides son un tratamiento eficaz para las enfermedades inflamatorias y tienen efectos secundarios reconocidos. Sin embargo, los pacientes y los médicos tienen diferentes criterios, los médicos están más preocupados por los efectos secundarios graves tales como la osteoporosis y la diabetes mellitus y los pacientes tienen especial preocupación por el aumento de peso.

Los efectos secundarios bien estudiados son los que preocupan a los profesionales sanitarios y, sin embargo, el aumento de peso no se ha estudiado en profundidad por lo que los médicos tienen dificultad en proporcionar información detallada de la evolución del peso en pacientes bajo tratamientos con corticoides.

Es común que en la práctica clínica algunos pacientes rechacen el tratamiento con corticoides debido a su preocupación por el aumento de peso, incluso cuando los beneficios de este tratamiento son altos y los médicos consideran que el equilibrio riesgo/beneficio es favorable.

Estudios previos sugieren que la duración del tratamiento con este tipo de fármacos es importante ya que el tratamiento a corto plazo puede no provocar aumento de peso. Se considera que los efectos secundarios son más significativos cuando la exposición diaria es mayor a 5 mg de prednisolona.

Las directrices actuales de la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR) recomiendan el uso de corticoides en la Artritis Reumatoide temprana debido a su potente y rápida eficacia. Por otro lado, el uso generalizado del tratamiento con corticoides refleja su eficacia. Sin embargo, estos fármacos también son conocidos por una variedad de efectos adversos asociados a la dosis y la duración del tratamiento, entre los que se incluyen:  osteoporosis y fracturas, infección, diabetes mellitus, afectaciones oculares, aumento de peso, insomnio, cambios en la piel, etc.

El aumento de peso y el insomnio son dos de los efectos secundarios que más preocupan a los pacientes. El aumento de  peso puede ser incluso más importante para los pacientes que la osteoporosis. Esta preocupación puede influir en la toma de decisiones y en el correcto cumplimiento del tratamiento.

Sólo unos pocos estudios han descrito la pérdida de peso después de la interrupción del tratamiento con corticoides. Existe evidencia, por ejemplo, de que el aumento de peso puede ocurrir de forma temprana después del inicio del tratamiento con corticoides y puede estar relacionado con la dosis y la actividad de la enfermedad, pero claramente existe la necesidad de más estudios para comprender este aumento de peso con el paso del tiempo, tanto durante como después del cese del tratamiento con corticoides.

El aumento de peso puede tener impacto sobre los pacientes tanto a nivel físico como psicológico. La obesidad está relacionada con mayor riesgo de aparición de otras enfermedades, tales como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Además, también tiene consecuencias psicológicas negativas como el impacto sobre la imagen corporal y la autoestima.

Por otro lado, y no menos importante, es que el aumento de peso y las preocupaciones asociadas puedan alterar el correcto cumplimiento del tratamiento  por parte del paciente y con ello una eficacia inadecuada del tratamiento y fallo en el control de la enfermedad.

Las guías y recomendaciones de las sociedades científicas como EULAR describen la necesidad de comunicar los efectos secundarios a los pacientes antes del inicio del tratamiento con corticoides. Sin embargo, la variabilidad del peso, a lo largo del tratamiento con estos fármacos, es en gran medida desconocida.

En resumen, esta revisión muestra que el aumento de peso es uno de los efectos secundarios más importantes para los pacientes con enfermedades reumáticas. La evidencia sugiere que el bienestar psicológico de los pacientes, expresado a través de sus preocupaciones sobre el aumento de peso y sus implicaciones psicológicas, son cuestiones importantes que requieren especial atención.

Para el paciente, es importante que el profesional sanitario reconozca y discuta el posible aumento de peso antes de iniciar el tratamiento con corticoides. Una adecuada información, el control del peso durante el tratamiento y la pérdida potencial de peso después de la interrupción del tratamiento con corticoides pueden mejorar el bienestar psicológico de los pacientes y, a su vez, reducir la incertidumbre y aumentar la confianza en este tratamiento llevando a un mejor cumplimiento y así mejorar el control de su enfermedad.

Se necesitan más estudios con respecto a la exposición con corticoides en los que se incluyan dosis, tiempo y variación del peso en grupos de pacientes con enfermedades reumáticas.

 

 

Morgan C et al. How Do Glucocorticoids Used in Rheumatic Disease Affect Body Weight? A Narrative Review of the Evidence. Arthritis Care Res (Hoboken). 2020 Apr;72(4):489-497. doi: 10.1002/acr.23879.

 

 

SHARE
Last updatedby

Deja un comentario