https://www.in-pacient.es/wp-content/uploads/2021/03/Artritis_Reumatoide_tiempo_derivacion_especialista-e1616486813898-750x420.jpg
SHARE
23 marzo, 2021 in-pacient.es

En las guías de tratamiento de la Artritis Reumatoide se recomienda un enfoque intenso y dirigido al tratamiento temprano. El período de 12 semanas (3 meses) entre la aparición del primer síntoma hasta el inicio del tratamiento se ha denominado “ventana terapéutica”. Este período es considerado como el momento óptimo para iniciar el tratamiento precoz de esta enfermedad con el objetivo de lograr la remisión, mejorar los resultados a largo plazo y reducir el riesgo de daño articular.

Se han identificado tres factores clave de los que depende una derivación oportuna al especialista y cumplir con la “ventana terapéutica”:

  • Paciente: El tiempo que tarda el paciente en acudir al médico de cabecera desde la aparición del primer síntoma.
  • Atención Primaria: el tiempo que tarda el médico de cabecera en derivar al paciente a un especialista.
  • Atención Especializada: el tiempo que tarda un paciente en ser atendido por el especialista después de la derivación.

 

El factor que más contribuye al retraso de una atención especializada es el tiempo que tarda el médico de cabecera en derivar a un paciente al especialista.

Este retraso a la atención especializada e inicio de un tratamiento óptimo se relaciona con complicaciones que podríamos evitar, como por ejemplo: dolor insoportable, discapacidad, ansiedad y un impacto negativo en la relación del paciente con su médico de cabecera.

La forma en que el paciente se relaciona con su médico de atención primaria y cómo comparten la toma de decisiones desde el primer contacto hasta la derivación a un especialista, puede ayudar a cumplir el objetivo de iniciar tratamiento durante el periodo de la “ventana terapéutica”.

Hasta el momento existe muy poca evidencia disponible que explore los factores del retraso de la derivación desde atención primaria hasta la atención especializada desde el punto de vista del paciente.

Un nuevo estudio, basado en entrevistas a pacientes con Artritis Reumatoide, evalúa las experiencias de estos pacientes en relación a la derivación al especialista desde la aparición de los primeros síntomas hasta que su médico de cabecera los traslada al especialista y reciben un tratamiento adecuado.

Según los resultados de este estudio, la familia y los amigos son una red importante, oculta e influyente, que ayudan y alientan a los pacientes en las primeras etapas de la enfermedad, a tomar la decisión de buscar ayuda de un profesional y ofrecen apoyo continuo y esencial en esos momentos de preocupación y frustración del paciente.

Los pacientes participantes de este estudio tuvieron que ser persistentes para lograr que sus médicos de atención primaria les derivaran a un especialista. A menudo, sus síntomas empeoraban y esto hacía que estuvieran motivados a seguir buscando ayuda en sus médicos de cabecera. Durante esta fase los pacientes experimentan sentimientos de falta de atención, falta de creencia sobre sus dolencias y rechazo por parte de sus médicos.

Algunos estudios previos han informado que los pacientes acuden a sus médicos de cabecera entre 4 y 10 veces antes de ser derivados a un especialista.

Por otro lado, el acceso al médico de cabecera de referencia no siempre es posible y, a menudo, los pacientes son atendidos por otros médicos desconocidos.  La falta de continuidad de atención por un solo profesional contribuyó a una demora en la derivación al especialista.

Los pacientes, a menudo, deben esperar tanto tiempo hasta ser atendidos, que cuando acuden a su médico de cabecera los síntomas se han resuelto y el médico debe confiar en lo que el paciente le cuenta. En otras ocasiones, los pacientes tienen la sensación de que su médico de cabecera  es reacio a derivar al especialista simplemente por lo que argumenta el paciente.

Ser escuchado, creído y comprendido son requisitos fundamentales de la atención centrada en el paciente, algo que los participantes de este estudio no parecieron experimentar de manera constante. Los pacientes de este estudio reconocieron que el  «tiempo perdido» en la derivación al especialista es motivo de preocupación.

En conclusión, este estudio nos aporta las experiencias de pacientes con Artritis Reumatoide en relación a la derivación entre su médico de atención primaria y el especialista. Los participantes no se sintieron escuchados, ni comprendidos y esto lo asociaron a un retraso en la derivación al especialista. Para los pacientes supone una gran frustración que impacta sobre la relación paciente y médico de atención primaria, además de las posibles consecuencias a nivel físico.

 

 

Chilton F et al. ‘Lost time’. Patients with early inflammatory/rheumatoid arthritis and their experiences of delays in Primary Care. Musculoskeletal Care. 2021 Mar 15. doi: 10.1002/msc.1546.

 

 

SHARE
Last updatedby

Deja una respuesta